Cuba controla la vida privada de los cubanos mediante la app Porter@.

Cuba controla la vida privada de los cubanos mediante la app Porter@.

Con la aplicación Porter@, el Gobierno controla las colas y la vida privada de los cubanos.

colas en Cuba

‼️IMPORTANTE‼️ La Universidad de las Ciencias Informáticas pone a disposición de porteros y fuerzas de la Policía Nacional Revolucionaria (que ayudan en tiendas y servicios), la aplicación Porter@, con el objetivo de controlar una cola garantizando que una persona pase solo una vez, durante un tiempo determinado.
👉 El organizador de la cola con la aplicación instalada da inicio a una cola.
👉 El cliente presenta su carnet de identidad.
👉 El organizador de la cola escanea el carnet y se almacena en una base de datos local del teléfono.
👉 Si la persona se presenta nuevamente con el mismo carnet de identidad, saltará una alerta de acceso preexistente.
👉 El organizador de la cola puede exportar el registro de colas realizadas en el día.
👉 En tiempos de COVID esta aplicación sirve para el análisis de contacto de una persona confirmada.
📲 La Aplicación está disponible en Apklis

La herramienta está conectada con las bases de datos del Ministerio del Interior.

Tras escanear el carné de identidad del cliente el empleado de la tienda le advierte que ayer compró cierto producto en otra tienda y por tanto no puede volver a comprarlo.

Mediante la app Porter@, de uso obligatorio en Cuba para poder comprar. El gobierno a través de las fuerzas represivas del MININT (Ministerio del Interior), controla toda actividad de sus ciudadanos.

Una medida más, esta vez tecnológica, para el control y restricción de las libertades de los cubanos.

app porter@ control de la ciudadanía en Cuba

El gobierno tirano lo justifica como una medida para evitar que se acaparen alimentos, aunque la realidad es otra.

Con los transportes públicos sin funcionamiento y la prohibición de abrir los negocios particulares. El hambre, la miseria y la necesidad se han hecho más virales que a lo que ya están acostumbrados los cubanos tras más de 60 años de tiranía castrista.

El mercado negro, algo especialmente inusual en otros países, es en Cuba el “modus vivendi” de millones de cubanos. Un sistema que el propio gobierno permitió y aplaudió como una forma de sustentar las básicas economías familiares.

Hoy en día es un problema que no quieren permitir. Pues la enorme escasez de absolutamente todo, obliga a los cubanos a comprar para revender y ganarse algunos pesos para subsistir. La gente no quiere estar guardando colas interminables. Horas y horas bajo el sol abrasador para comprar un jabón de baño con el que protegerse del coronavirus. Por tanto, prefieren pagar algunos céntimos más por comprárselo a un revendedor.

Pero, la ineptitud del gobierno y su sistema comunista, han sido incapaces en más de medio siglo de solucionar las carencias.

Ahora aplican más presión, más tortura, menos derechos, sobre el pueblo cubano. El sostén de la Revolución, el pueblo.

En medio de la pandemia el hambre es más importante que la salud.

Si no me muero por el virus moriré de hambre. Las colas son multitudinarias y sin control.

app porter@ control de la ciudadanía en Cuba
colas interminables para comprar en Cuba

La app Porter@ se presenta como un organizador de colas, pero esa no es su finalidad real.

Mediante los móviles de los porteros se lee el código QR de los carnés de identidad. La aplicación almacena la información en una base de datos que se utiliza para dar información al MININT sobre dónde compran, qué y con qué frecuencia.

El escaneo de los carnés de identidad «permitió identificar más de 949 personas, 310 coleros. 81 controles operativos. 309 deudores de la ONAT. 152 deudores de multas. 48 personas objeto de búsqueda. Uno cuyo documento pertenecían a un fallecido y otros 48 que están en libertad condicional», explica la fuerza represora del MININT.

No tiene sentido ni explicación que esta app se use en las tiendas de venta en dólares. Pues se supone que esas mercancías no están racionadas. Por lo que el uso de la app Porter@ tiene más un carácter policial y de control que el de evitar el acaparamiento de productos.

¿Protección de datos en Cuba?. Una ilusión sin sentido.

Ver las imágenes de origen

En otros locales, el empleado que escanea el documento de identidad se queda con él y solo lo entrega de vuelta al cliente cuando ya está a punto de pagar

La nueva Constitución de la República, proclamada en abril del 2019, consagró entre los derechos ciudadanos el de la protección a su imagen y datos personales, pero diversos especialistas en Derecho Constitucional en Cuba han advertido los vacíos legales persistentes para hacerlos efectivos, especialmente en los espacios digitales.

El cronograma legislativo aprobado por la Asamblea Nacional del Poder Popular cubana incluye legislar al respecto, pero eso no ocurrirá por lo menos hasta febrero del 2021.

«El volumen de la información que están recogiendo es impresionante». Advierte el ingeniero informático Pablo Domínguez, quien ha trabajado en el desarrollo de varias aplicaciones destinadas al sector privado.

«Si la persona ya compró en esa tienda ese mismo día, entonces salta una alarma y el empleado es advertido de que puede estar ante un acaparador», añade.

«Pero en Cuba el cuidado y protección de los datos personales es una asignatura pendiente y tenemos el derecho a preguntarnos qué va a pasar con toda esa información».

Domínguez recuerda que por años se ha filtrado al mercado informal la base de datos con los números, direcciones particulares y nombres completos de los clientes de la Empresa de Telecomunicaciones (Etecsa).

Y cuestiona: «¿Qué va a pasar cuando se filtre esta información de la app Porter@ y en la calle la gente pueda saber no solo tu número de carné de identidad y tu nombre completo, sino también dónde compras?».

“Les explicamos que es una base de datos que no admite errores. También le decimos al cliente que debe guardar su comprobante porque si entra otro tipo de producto, digamos de aseo, con el comprobante demuestra que su compra anterior fue de un producto distinto al que se oferta, y puede pasar”. Dijo al medio oficialista Lillian Gobín Góngora, trabajadora de La Casa Azul, una de las mayores tiendas por departamentos en la ciudad de Las Tunas.

Registros manuales del documento de identidad. Descontrol.

Los carnets de identificación en Cuba cuentan con un código QR que la aplicación puede escanear y almacenar. Sin embargo, no todas las personas han renovado su documento de identificación. Para dichos casos, los porteros tienen registrar a mano los números de carnet de identidad de cada persona en la cola.

La vicegobernadora de Las Tunas. Yelenis Tornés, dijo hace pocos días que “no se permitirá marcar para más de una persona en las colas” y aseguró que el uso de la app Porter@ se va a extender a 15 de los principales establecimientos de las cadenas Caribe y Cimex con el propósito de limitar el paso reiterado de una misma persona a las tiendas.

Desde el comienzo de la pandemia del coronavirus en Cuba han sido procesados 1 285 acaparadores, con sanciones que han ido desde multas hasta penas de cárcel.

Voces revolucionarias

Ver las imágenes de origen

Mientras el pueblo sufre las consecuencias de este gobierno parásito que vive de robarle al pueblo, se levantan voces de retrasados mentales a favor de la represión y animando al enfrentamiento social entre los propios cubanos.

Entre estos energúmenos y esbirros del sistema a favor de la app Porter@ está el periodista (así se denomina él) Pedro Margolles Villanueva que publica las siguientes sentencias tan propias de un discurso leninista marxista:

“Es la acción del pueblo la que será decisiva para alcanzar el triunfo”.

Ya que “han proliferado como ratas hambrientas los llamados coleros y especuladores, revendedores, ladrones y corruptos”.

  • “Digamos todos ¡NO! a los coleros, revendedores y acaparadores que ahora representan una verdadera Quinta Columna infiltrada en nuestras colas”.
  • “Rechácenlos. No los encubran, no miren para otro lado: enfréntenlos”.
  • “No hay otra opción: digamos firmemente ¡basta! a este bajo comportamiento y a sus nocivas prácticas”.
  • “El pueblo tiene que decir: ¡No! a lo mal hecho, a los encubridores y especuladores. La pasividad es perder la batalla, rendirnos. Y con el legado de Almeida decimos: “Aquí no se rinde nadie”.

“La mayoría del pueblo pide más firmeza. No teman. Los únicos que pueden tener temor son los coleros, revendedores, acaparadores. Las calles, las colas son nuestras, no las dirigen los enemigos, que se presentan como amigos del pueblo y lo que persiguen es enriquecerse ilícitamente”, aseguró, sosteniendo la afirmación del mandatario Miguel Díaz-Canel que las calles cubanas son solo para los “revolucionarios”.  

“Cubano, conciudadano, dispones de las autoridades para protegerte, no estás solo. No te reprimen”, dijo ignorando los atropellos, arbitrariedades, abusos, intimidaciones que cada día la policía del régimen hace violando los derechos más elementales del cualquier ciudadano.

“Esta no es una batalla que se gana solo con la información periodística y de la policía: es imprescindible y decisivo el combate del pueblo contra los que acaparan y roban”, agregó. ¿Y los dirigentes y funcionarios corruptos? ¿Las familias de la cúpula castrista?

El vocero del régimen, desde la soberbia y con clara ignorancia sostuvo: “Me pregunté después de apreciar el anuncio de las nuevas medidas si valía la pena publicarlo. Me dije que sí, pues es una apelación al razonamiento del pueblo. Me entusiasma la decisión tomada y estoy seguro de que venceremos”.

Con estos argumentos aspira el régimen a vencer. La interrogante sería a vencer qué y a costa de cuántos y cuánto sufrimiento.

close

Si te ha gustado esta página

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

La Gran Prision

Échale un vistazo a mis libros en Amazon sin necesidad de comprarlos y conoce la realidad de Cuba en profundidad.

Deja una respuesta