Tarea Ordenamiento. Consecuencias para el cubano.

Tarea Ordenamiento. Consecuencias para el cubano.

En las últimas semanas se viene hablando mucho de la Tarea Ordenamiento, esa solución mágica que se le ha ocurrido a la dictadura para intentar salir del pozo sin fondo donde les ha llevado la política económica marxista durante 61 años.

Tarea Ordenamiento. Consecuencias para el cubano.

La mayoría de los comentarios en las RR.SS. nos indican que el pueblo llano no acaba de entender en qué consiste toda esa palabrería del ministro de Economía y Planificación Alejandro Gil Fernández. El cual repite el discurso de su asesor principal, el doctor en Ciencias Económicas Lázaro Toirac Ayala ya que el ministro no tiene ni idea de economía.

Vamos a intentar desvelar las claves de esta chapuza que han pensado y que llaman Tarea Ordenamiento.

Devaluación de la moneda.

El factor principal es devaluar el CUP. Actualmente el gobierno considera el CUP en igualdad al dólar para realizar los cálculos de su economía. Lo que pretende es devaluarlo, quizás colocarlo en el valor de 1 USD = 25 CUP.

No confundamos la economía del pueblo, que maneja el CUC y el CUP, un invento de la dictadura para arrebatarle los dólares que reciben de las remesas. Para los presupuestos del gobierno el CUC y el CUP valen los mismo, pero no entremos en ese tema porque sería muy amplio y explicaría la imposibilidad de analizar la ratio de pérdidas/ganancias de una empresa y mucho menos de un Estado.

¿Qué se consigue al devaluar la moneda?

La devaluación implica para las empresas exportadoras la posibilidad de obtener más ingresos. Básicamente, porque podrán aumentar las unidades vendidas por un precio más favorable. En resumen, la economía nacional se abarata con respecto al resto del mundo.

¿De quién son las empresas exportadoras?

Evidentemente del gobierno, por lo que empezamos viendo que esta medida no está pensada en mejorar la economía del cubano sino la de la élite dictatorial.

Pero aquí se equivocan también, ya que estas empresas exportadoras de Cuba se han concebido como suministradoras del mercado interno. Si no hay bienes para resolver la demanda interior cómo alguien puede pensar en exportar.

En el resto del mundo cada empresario busca el beneficio y crecimiento de su propia empresa y aplica criterios mercantilistas que le lleven a ello.

En Cuba estas empresas se dirigen por el gobierno, que no solo no tiene capacidad para hacer un seguimiento de cada empresa, pues necesitaría un ejército de gerentes y no un ejército de meros contables para ello, sino que además no temen el cierre de la empresa y pérdida de todos sus bienes personales, pues al dinero público no se le trata con el mismo cariño que al dinero privado.

Por lo tanto, es una medida estructural y no una medida económica que está pensada en mejorar la vida del cubano.

Los pequeños emprendedores y productores agropecuarios.

Tarea Ordenamiento. Consecuencias para el cubano.

El discurso del gobierno dice que los pequeños emprendedores y productores agropecuarios verán aumentadas sus ganancias por la exportación, pero la compra de productos necesarios para ellos sigue en manos del gobierno y no en el libre mercado, pues este no existe.

Por otro lado, estos pequeños emprendedores y productores agropecuarios independientes cubanos acaban de empezar la búsqueda de oportunidades en el comercio exterior, para lo cual tienen que ponerse en relación con las agencias intermediarias estatales para beneficiar al gobierno con la actividad exportadora privada.

El gobierno sigue haciendo de cuello de botella en el desarrollo de la economía al impedir a estos emprendedores gestionar por sí mismos contratos con el extranjero, por lo que el control del estado sigue siendo total y una rémora insalvable para agilizar la producción.

Ahora, probablemente no les facilitarán los escasos insumos que recibían con la excusa de que se han acabado las ayudas a fondo perdido, pero ¿dónde encontrará el agricultor los productos para abastecerse?, ¿cuál será el precio? y, más allá, ¿cómo va a exportar un pequeño agricultor que apenas produce para mantener su economía personal?.

Lo que va a ser difícil será vivir en Cuba sin trabajar.

La prostitución en Cuba y el coronavirus.

El cambio es para el bien de todos, dijo el ministro, y vamos a agradecer el incremento salarial, para que verdaderamente el salario sea la principal fuente de ingresos y retribución, comentó.

“Lo que va a ser difícil será vivir en Cuba sin trabajar teniendo la capacidad para hacerlo”, ponderó. “Hay que buscar la motivación para vivir”; el Estado apoyará a los vulnerables, pero quien esté apto para trabajar tendrá que hacerlo.

Con esta amenaza a la ciudadanía se desvela el trasfondo de la repercusión a los cubanos de a pie.

Según el parecer del gobierno dictatorial, en Cuba se vive muy bien y además el cubano es un vago que vive del Estado y las ayudas que este le da. Por eso va a tomar las siguientes medidas:

  • Movilización forzosa de la población a diferentes empresas estatales con falta de operarios.
  • Eliminación de los subsidios que ellos consideran “excesivos”.
  • Eliminación de gratuidades que consideran “indebidas”.
  • La transformación de los ingresos (salarios). “Hay un serio problema con los salarios los déficits se han acumulado” -dijo Marino Murillo Jorge, jefe de la Comisión de Implementación de los Lineamientos -.

¿Cómo se plasma esto en el día a día?.

“Todos estamos subsidiados en estos momentos, incluso los que no trabajan, y no nos alcanza el salario. Eso es algo que hay que transformar, de manera urgente”.

Ver las imágenes de origen

¿Qué quiere decir?, pues que las famosas y tan cacareadas ayudas estatales, que siempre han sido la bandera que el revolucionario ha enarbolado comparándolo con otros países en su inmensa ignorancia, se han acabado.

“Se subsidia a la persona que trabaja y aporta, y también a aquel que no trabaja. Y preguntó ¿Es justo repartir la riqueza de esa forma en una sociedad?”.

Hasta ahora, en los últimos 61 años de dictadura sí lo era. Era la compensación de la dictadura al cubano, la escolaridad y la medicina gratuita, ahora esto se va a acabar. La asistencia social, que cualquier país del mundo tiene, hasta el más misero, desaparecerá en Cuba.

Y respondió que no será posible eliminar los subsidios y gratuidades, o reducirlos gradualmente, si no hay una transformación de los ingresos, entendido este término como salario, pensiones, jubilaciones y la asistencia social.

¿Qué quiere decir?. Que la reducción o eliminación de estos servicios que eran gratis no será gradual, sino que se aplicará de golpe, del día a la noche todo cambiará y desaparecerá.

Los cubanos prorevolucionarios se quedarán ahora sin argumentos. ¿Qué les dirán a los extranjeros en adelante para justificar las grandezas de la dictadura?.

La ineficacia administrativa que ha hundido la economía del país la pagarán los cubanos.

El jefe de la Comisión de Implementación de los Lineamientos, resumió que la Tarea Ordenamiento incluye la eliminación de la dualidad monetaria y cambiaria, eliminará los subsidios y gratuidades y hará una transformación de los ingresos (reforma de salarios). De manera que los asalariados queden en mejores condiciones que en el punto de partida donde estamos.

¿Cómo va a ser eso de “reforma de salarios para mejorar las condiciones de vida” de los cubanos?

“Hemos calculado una canasta, que es el punto de referencia la formación de precios minoristas y los nuevos salarios. La canasta es de referencia para fijar el salario mínimo. En Cuba hay una escala salarial, que tiene más de 32 grupos, y para que tenga menos grupos hay que tomar otras decisiones. No podemos pretender resolver todo el día 0”.

Ver las imágenes de origen

“El salario tiene que respaldar el consumo del obrero y la familia, el salario medio tiene que ser más grande que la canasta. Y en lo adelante vamos a atender (subsidiar) personas y no productos”.

¿Cómo, no entendí qué quiere decir?

Pues está claro. El dictador dice que el salario se basa en el gasto mínimo de una persona al mes y hasta ahora consideraba que con la canasta básica se podía vivir un mes. Su política es la siguiente: Yo te doy lo que necesitas para comer al mes con la libreta de racionamiento y además te doy una pequeña cantidad de dinero (salario) para que gastes en tus gustos (no en las necesidades, pues si ya has comido no necesitas nada más).

Ver las imágenes de origen

La canasta básica es “el conjunto de productos y servicios que necesita una persona para subsistir durante un determinado periodo de tiempo (por lo general es por mes), ya sean alimentos, higiene, vestuario, salud, transporte, entre otros”, definió Cubadebate.

Francisco Silva Herrera, director general de Venta de Mercancías del Ministerio de Comercio Interior (MINCIN), dijo que esta “canasta está integrada por los productos alimenticios de la libreta de racionamiento y otro tipo de productos alimenticios y no alimenticios de venta liberada; un cálculo del consumo fuera del hogar, y servicios fundamentales”.

Con esto llevan determinando el salario de los cubanos hace 61 años y así van las cosas. Ahora dicen que como el salario lo van a subir, pues estaban engañando al pueblo regalándoles servicios que no pagaban, el salario va a ser suficiente para vivir y por tanto se acabó la gratuidad de los que hasta ahora se enorgullecía la revolución como los grandes logros de esta.

Resumen

¿Podrá ser el ordenamiento monetario y cambiario el escenario propicio para la entrada en crisis del modelo?. Desde luego que sí.

Tal y como se está planificando, con un papel central del Estado en el control del proceso de salarios y precios tras la devaluación, cualquier cosa puede ocurrir.

Las tensiones que se producirán tras la devaluación y los efectos que sobre precios, salarios y consumo tendrán, hacen muy difícil anticipar un resultado, por mucho plan que se disponga.

Las empresas temen no poder repercutir sus costes más elevados sobre los precios, los consumidores temen no poder comprar los productos que quieren consumir por sus insuficientes salarios y pensiones, los productores de materias primas ignoran el impacto de la devaluación sobre su oferta, las opciones de exportar son desconocidas, la utilización de la capacidad productiva instalada sigue bajo mínimos.

La incertidumbre y los riesgos por delante son tan elevados, que muchos se preguntan qué sentido tiene planificar a nivel central la economía, cuando no existe confianza alguna en las autoridades encargadas de su dirección.

close

Si te ha gustado esta página

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

La Gran Prision

Échale un vistazo a mis libros en Amazon sin necesidad de comprarlos y conoce la realidad de Cuba en profundidad.

Deja una respuesta