Continúan los asesinatos y brutalidad policial en Cuba.

Continúan los asesinatos y brutalidad policial en Cuba.

Reportan muerte de otro hombre a manos de la policía.

Continúan los asesinatos y brutalidad policial en Cuba.

Por segunda ocasión en menos de dos semanas, un cubano fue asesinado por la policía. Según informó el lunes el Ministerio del Interior.

El individuo falleció el domingo durante un operativo para arrestarlo en la provincia central de Artemista, señaló la dependencia en un comunicado.

Aunque en Cuba es inusual que los policías efectúen disparos, el ministerio ha informado de dos asesinatos de este tipo en menos de 15 días. Los agentes sólo están autorizados a usar sus armas si su vida corre peligro.

Según las autoridades, el del domingo ocurrió cuando unos campesinos denunciaron el robo de ocho caballos. Ante ello, un oficial y uno de los agricultores interceptaron a tres personas que se trasladaban con los animales en una zona rural del municipio de San Cristóbal.

Comunicado de prensa del Gobierno Cubano.

Cuando el uniformado intentó detenerlos. “Fue agredido con un machete de forma reiterada y a corta distancia por uno de los individuos”, se afirmó en el comunicado.

“Al ser atacado, el oficial realizó un disparo preventivo. Y al continuar la agresión, estando en peligro su vida, respondió con otro que provocó la muerte al agresor”.

La persona fallecida fue identificada como Yamisel Díaz Hernández. De 38 años, quien se encontraba en libertad condicional luego de estar recluido por delitos de robo con violencia.

La semana pasada, la policía confirmó en un comunicado el asesinato de otro supuesto ladrón. Sorprendido robando piezas de un paradero de autobuses en la capital, el cual le arrojó piedras a un agente e intentó darse a la fuga.

En aquella ocasión, el Ministerio lamentó el suceso y dio algunas breves explicaciones. Luego de que durante tres días circularan especulaciones de todo tipo en las redes sociales y se exigiera a las autoridades una aclaración. En Cuba los medios de prensa son manejados por el gobierno y las instituciones suelen tardar mucho en responder a las demandas de información. Pero la existencia de las redes sociales las ha obligado a ser más ágiles luego de que se ha extendido el uso de internet en la isla.

UNPACU denuncia intento de asesinato contra uno de sus miembros.

“Al menos seis machetazos le dieron a Orlan, delante de niños pequeños, y el agresor, creyéndolo muerto, avisó a los familiares”

Los asesinatos y brutalidad policial en Cuba continúan impunes.

La Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) denunció este domingo un nuevo crimen contra uno de sus miembros. Orlán Fernández Velázquez, expreso político y promotor de Cuba Decide.

Según los opositores Yeridian Álvarez y Edgar Pérez, el intento de asesinato fue perpetrado por un individuo. Que bajo las órdenes de la Seguridad del Estado invadió el domicilio de Orlan, en Majibacoa, Las Tunas, y le ocasionó severas lesiones con un arma blanca.

“Al menos seis machetazos le dieron a Orlan, delante de niños pequeños. El agresor, creyéndolo muerto, avisó a los familiares, pero gracias a Dios no murió”. Declaró a CubaNet Eliécer Góngora Izqguirre, otro miembro del grupo opositor que fue conoció a Orlan en prisión, cuando ambos cumplían una sanción política.

Edgar Pérez, uno de los activistas del lugar, brindó su testimonio. “Rompió la puerta y agredió a dos activistas que se encontraban dentro de la casa. Luego regresó para concluir su propósito, y todo delante de tres niños pequeños”, aseguró, y contó que tiempo atrás el agresor había amenazado públicamente con atacar a Orlán Fernández.

El victimario se nombra Alexey Álvarez Esquivel, quien fue puesto en libertad bajo una fianza de 1000 pesos en CUP.

Keilylli de la Mora habría intentado suicidarse en prisión.

La joven. Que cumple una sanción de 18 meses en el Centro Mixto para Mujeres de Sabana, en Cienfuegos. Se habría intentado ahorcar el pasado 1 de julio, mientras se encontraba en huelga de hambre.

Este fin de semana. Familiares de la presa política Keilylli de la Mora Valle. Que prefieren no revelar sus nombres por temor a represalias, aseguraron que la joven intentó suicidarse en prisión.

Los asesinatos y brutalidad policial continúan en las prisiones y en las calles de Cuba.

La joven, que cumple una sanción de 18 meses en el Centro Mixto para Mujeres de Sabana. Y se habría intentado ahorcar en su celda el pasado 1 de julio, mientras se encontraba en huelga de hambre.

De la Mora Valle se encuentra en su sexto día de inanición. Internada en la sala de Psiquiatría del hospital Gustavo Aldereguía Lima, de Cienfuegos, donde permanece incomunicada.

Esposada a su cama durante varios días.

Según otra fuente que se mantiene en el anonimato, la presa política estuvo esposada por varios días a la cama. Y actualmente un fuerte cordón de policías custodia la sala donde permanece, para evitar contacto con ella. Luego de que se filtrara una foto que la muestra sentada de lado.

“La situación de la prisionera política Keilylli de la Mora Valle es muy preocupante. Se dice que el traslado a esta sala Psiquiatría se debió a un intento de suicidio por ahorcamiento. Nos dicen familiares que a ella la golpearon y que por eso y demás acciones de acoso en su contra, atentó contra su vida”. Dijo a CubaNet José Daniel Ferrer, líder principal de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

Ferrer, también dijo que la activista habría alertado a sus familiares con volver a intentar un acto suicida si continuaban las agresiones en su contra.

“También nos dicen que continúa en huelga de hambre. Continuamos investigando y esperando alguna llamada de ella. Lo que haya ocurrido. Lo que está ocurriendo. Y lo que pueda ocurrir con esta joven presa política miembro del Movimiento Consenso Ciudadano es responsabilidad de la dictadura. Que la encarceló arbitrariamente y que la hostiga todo el tiempo”, sentenció el líder opositor.

Esta es la segunda huelga de hambre que Keilylli de la Mora realiza desde que fue encarcelada hace un mes. La primera duró 12 días, en los que no ingirió ni alimentos ni bebidas. En ese entonces perdió varios kilos de peso y sus riñones se dañaron.

Asesinatos y brutalidad policial.

Fue detenida, golpeada y acusada de “resistencia” el 11 de abril por quitarse el nasobuco para fumar. Cinco días más tarde fue citada para informarle que se habían ampliado las acusaciones en su contra. Siendo procesada además por “desacato” y “propagación de epidemias”.

Terminó siendo juzgada el 7 de mayo y condenada a un año y seis meses por cuatro delitos. Incluido el de “desobediencia”, negándosele el derecho a contar con la presencia de abogado y testigos.

Tras la negativa a una apelación interpuesta por su padre, la activista se vio obligada a presentarse en el Tribunal Municipal de Cienfuegos. El 4 de junio. Para ser trasladada al centro penitenciario para mujeres de la provincia.

close

Si te ha gustado esta página

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

La Gran Prision

Échale un vistazo a mis libros en Amazon sin necesidad de comprarlos y conoce la realidad de Cuba en profundidad.

Deja una respuesta