Observatorio Cubano de los Derechos Humanos denuncia horrores en la cárcel K8.

Observatorio Cubano de los Derechos Humanos denuncia horrores en la cárcel K8.

“Vi cómo más de treinta guardias mataban a golpes, con barras metálicas, tonfas y bates, a dos reclusos comunes de Cienfuegos”.

Opositores y defensores por los derechos humanos en Cuba denunciaron este martes las condiciones que viven los reclusos. Fundamentalmente los presos políticos, en la cárcel de Kilo 8, en la provincia de Camagüey.

Durante un foro virtual organizado por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) se expusieron experiencias y se relataron algunas de las arbitrariedades. Perpetradas todas ellas por las autoridades de ese penal, popularmente conocido como “Se me perdió la llave”.

Uno de los que vivió los horrores de Kilo 8 fue el Coordinador de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer. El líder opositor fue sentenciado a 23 años de prisión en 2003 y pasó tiempo de condena en el infierno camagüeyano ejemplo de los derechos humanos en Cuba.

“Vi cómo más de treinta guardias mataban a golpes, con barras metálicas, tonfas y bates, a dos reclusos comunes de Cienfuegos. La masa encefálica y la sangre corrían por el pasillo. Los guardias la pisaban, mientras seguían golpeándoles. Ya había visto cómo varios presos se ahorcaban, cercanos a mi celda.”

De acuerdo con los panelistas, Kilo 8 era el terror de los reclusos. A tal punto que muchos de los que se encontraban en otros centros penitenciarios eran amenazados por los carceleros con ser traslados.

“Se cortaban las venas y los tendones, para que no se los llevaran”, reveló en el foro online Alejandro Gómez Raga, director ejecutivo del OCDH.

Otros de los que sufrió la falta total de derechos humanos en Cuba y pasó tiempo en la prisión camagüeyana fue Omar Rodríguez Saludes. El ex preso político también dio fe de las nefastas condiciones que exhibe el penal e hizo hincapié en el elevado número de celdas de castigo que tiene la instalación.

derechos humanos en Cuba

Según el testimonio de Rodríguez Saludes, en Kilo 8 existen unas 150 celdas de castigo. 50 consideradas “extremas” porque son más pequeñas y solo cuentan con una colchoneta.

Números de la organización Cuban Prisoners Defenders señalan que en la Isla hay 134 actualmente presos políticos, de los cuales ocho se sumaron en el mes de abril.

Para saber cómo es el sistema penitenciario de Cuba te invito a ver y leer los horrores de K8, donde se muere en vida.

En La Gran Prisión te describo como el jefe de seguridad se mofa de mandar a un preso a esa cárcel, de donde muy pocos salen vivos.

close

Si te ha gustado esta página

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

La Gran Prision

Échale un vistazo a mis libros en Amazon sin necesidad de comprarlos y conoce la realidad de Cuba en profundidad.

Deja una respuesta