Prisiones cubanas. Manual cubano para dominar la voluntad del preso.

Prisiones cubanas. Manual cubano para dominar la voluntad del preso.

¿Cómo se consigue la desestabilización sicológica del preso en Cuba?.

Seguidamente añado parte del informe del Dr. Eduardo Prida que vivió el sistema que impera en las prisiones cubanas para el tratamiento de los presos.

Es impresionante leerlo, sobre todo si has pasado por esta tortura como me ha ocurrido a mí.

Ahora entiendo por qué hacían todas las barbaridades, todas las cosas que para nosotros no tenía lógica. Es parte del sistema de la destrucción de la personalidad del preso y el profesor Eduardo Prida lo explica con una claridad científica impresionante.

Elementos ambientales pasivos para la desestabilización psicológica en las prisiones cubanas.

Nivel Biológico

prisiones cubanas
Presos cubanos «plantados» (huelga de hambre) para exigir condiciones mínimas de vida.

La alteración de los hábitos de consumo de alimentos en función del tiempo o del horario del día. Desayuno al levantarse, almuerzo durante el cenit (12:00 Meridiano) y cena después del atardecer. Se sustituyen con el desayuno mucho antes del amanecer, almuerzo a las 10:00 de la mañana y cena sobre las 2:00 de la tarde. Dejando sin alimento casi 18 horas al día. Como consecuencia inmediata, la alteración del sistema endocrino produce un ciclo de homeostasis dirigido a facilitar la inestabilidad emocional del individuo. Ya que dentro del limitado espacio de las celdas no puede consumir la energía que el sistema endocrino ha incrementado para el aumento de la actividad muscular. En función de la búsqueda de alimentos, sensación primaria de hambre instintiva.

La dieta diaria está bien por debajo de los requerimientos calóricos. Nunca mas de 1,000 calorías diarias. Lo cual en los primeros 15 días (según las peculiaridades pondoestaturales de los individuos) hace reducir más de un kilogramo diario de peso. Provocando las consabidas alteraciones endocrinas del metabolismo y el aparato cardio respiratorio. Incrementando las sensaciones de ansiedad de base biológica y vivenciada por el individuo. Con independencia a los temores normales de la inminencia del peligro de estar preso y desconocer su futuro inmediato.

Nivel Psicológico

Apoyándonos en el psicólogo francés Kattel, nos explicamos como funciona la desestabilización de la personalidad. A través de la alteración de los llamados factores de ansiedad, cuyo objetivo inmediato es crear la sensación de pánico como eje de la desorganización de la personalidad. Valiéndose de un incremento de los factores de ansiedad en cuatro niveles:

– Factor de inseguridad o miedo.
– Factor de angustia o manifestación biológica de la ansiedad.
– Factor de temor a la relación con el instructor o autoridad.
– Factor de incapacidad de controlar la conducta.

El brusco cambio de la persona detenida por la Policía Política está enfilado a romper todos los hábitos de vida.
Alimentación, higiene, descanso, actividad y sueño. Los cuales han actuado en el individuo como fuertes normalizadores de todas las actividades en los tres niveles, tanto biológico, psicológico como social.

Por lo tanto, someter a un individuo a un régimen de iluminación de 80 watt con paredes pintadas de color blanco.

En un espacio de menos de 12 metros cuadrados durante las 24 horas del día, trae como consecuencia a nivel biológico la ruptura abrupta del ciclo de luz-obscuridad.

En el cual se han desarrollado todos los entes biológicos y en la retina del ojo se establece una recombinación bioquímica del Retinen I y II en Iodoxina.

La cual además de a medio y corto plazo disminuir la capacidad de agudeza visual, especialmente en la obscuridad, a corto plazo funciona como un inhibidor de las hormonas que establecen los ciclos del sueño asociados a la obscuridad.

Lo cual provoca, según múltiples evidencias experimentales: agresividad, inestabilidad emocional grave y perdida del ciclo de sueño con alteración de los ritmos normales de la actividad eléctrica del cerebro.

La complicidad con el sistema de los agentes del MININT.

Ministerio-del-Interior-Cuba
Ministerio-del-Interior-Cuba

Estos factores de desestabilización son incrementados por la actividad de los centinelas o guardias del pasillo. Que establecen un sistemático abrir y cerrar de la escotilla de hierro de cada una de las puertas de las celdas, produciendo ruidos de alta intensidad constantemente.

Los llamados a interrogatorios de madrugada y la desinfección con sustancias tóxicas. Como la creolina en grandes cantidades, de madrugada dentro de cada celda para producir todo tipo de irritación e infección posterior de las mucosas de los ojos y gargantas de los reos.

Con la alteración de los ciclos de luz-oscuridad, los cuales determinan reacciones bioquímicas reversibles en la retina del ojo, convirtiendo el Retineno 1 y 2 en Iodoxina.

Las cuales facilitan que los neurotransmisores encargados de provocar los procesos de inhibición del sistema nervioso para establecer sistemática y fisiológicamente lo que conocemos por sueño.

Sin embargo la iluminación permanente condiciona, al alterar la secreción de los neurotransmisores un incremento en la excitación del sistema nervioso, deteriorando su capacidad de recuperación de energía nerviosa mediante el reposo o descanso.

72 horas sin dormir. Una técnica del Ministerio del Interior cubano para dominar la voluntad del preso.

Es conocido que el colapso del sistema nervioso puede sobrevenir después de 72 horas ininterrumpidas sin sueño, en dependencia de las peculiaridades individuales. Pero además, otras muchas alteraciones de los procesos psíquicos tienen lugar a consecuencia de este fenómeno, entre los más importantes podemos destacar el cambio del nivel de precisión de los procesos psíquicos. En especial los más vinculados a las funciones cognitivas, perdiendo con el transcurso de los días la capacidad de orientación temporal, un incremento en la incapacidad de controlar la conducta, asi como la sensación de rápido deterioro de la capacidad de inhibición de respuestas instintivas, ya que las ansiedad de base o vivencia genera inseguridad, convirtiendo a la persona normal en cada vez más impulsiva e irracional, pérdida de la coordinación del pensamiento y fallos en los procesos de la capacidad de grabación de memorización.

La memoria operativa y los procesas de organización diaria de las huellas de la memoria se afectan y se deteriora el resto de los procesos psíquicos como: la percepción, la motivación y el concepto de sí mismo.

Como sabemos, la memoria es la principal fuente del pensamiento y del lenguaje. Se organiza cronológicamente en nuestro recuerdo durante los procesos que tienen lugar durante el sueño profundo, cuando la interacción de la memoria y el pensamiento, valiéndose de los métodos de la continuidad de los eventos experimentados por el individuo diariamente, interactúan dinámicamente con los factores emocionales y motivacionales, asociándose complejamente en los mismos en función de la jerarquía de cada uno de estos.

Sin embargo, al estos no producirse comienza un proceso de desintegración y el individuo sometido a este régimen siente la incapacidad de tener control sobre su pensamiento y su expresión, especialmente la verbal, de lo cual se aprovechan manteniendo la grabación secreta y los llamados agentes de celda o provocadores.

Administración de medicamentos desestabilizantes.

Ver las imágenes de origen

Estos factores son apoyados con la administración en secreto o enmascarada en los alimentos líquidos, de Metil Fenidato, una droga que inhibe el sistema nervioso. Pero, luego de 25 a 30 minutos de un sueño profundo, actúa directamente sobre la corteza cerebral.

Creando una excitación extrema, alterando como científicamente y experimentalmente se conoce la corteza cerebral. Excitando hasta sacar fuera de control los procesos del pensamiento, percepción y memoria, lenguaje, entre otros; provocando la imposibilidad de tener bajo control qué debe decir o qué no debe decir; y por lo tanto exteriorizar de forma involuntaria los pensamientos latentes y en conflicto con el status de prisionero.

Implementación de agentes físicos incompatibles con el sueño.

Sin el uso del elemento farmacológico se manejan contra el prisionero los agentes físicos incompatibles con la inhibición del sistema nervioso para el estado del sueño, tales como:

– Iluminación.
– Ruidos.
– Tirar las puertas de hierro de la celda de cada uno o las restantes.
– Órdenes de mando.
– Conversaciones entre los centinelas amenazando a otros presos.
– Limpieza de la celda.
– Orden de tomar baño.
– Creolina en alta concentración para irritar la mucosa nasal y los ojos con el penetrante olor.
– Revisión del dormitorio buscando objetos escondidos.

En general, cualquier justificación para alterar la tranquilidad del preso e impedir la recuperación de energía psicológica que produce fisiológicamente el sueño profundo.

La utilización de plagas de insectos.
Chinches, caránganos, pulgas, ladillas. Aprovechando la falta de higiene. Especialmente provocada en una celda y trasladando a sus moradores de una a otra celda. Haciendo la propagación de las plagas de insectos que simbióticamente pueden pervivir en el cuerpo humano. provocando picazón y escozor de la piel, convirtiéndolo de hecho en un elemento permanente para provocar la alteración del sistema nervioso.

Las conocidas chinch
es que viven en las planchas de cartón de bagazo de cana que sirven de cama a los presos, salen en grupos de miles cada noche a picar las piernas y brazos de los presos, las picadas en la piel de los pies y hombros se pueden contar por miles en la piel de cualquier preso cubano.

Prisiones cubanas. K8 o donde se perdió la llave. Parte 3.

A tan solo 8 meses de cumplir su condena a nuestro protagonista no se le permite ir al entierro de su madre.

close

Si te ha gustado esta página

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

La Gran Prision

Échale un vistazo a mis libros en Amazon sin necesidad de comprarlos y conoce la realidad de Cuba en profundidad.

Deja una respuesta