Jineteras Acompañantes en Cuba.

Jineteras Acompañantes en Cuba.

Una nueva modalidad de prostitución.

Jineteras Acompañantes en Cuba

Las jineteras acompañantes en Cuba son una modalidad de prostitución que suele ser ejercida por estudiantes y chicas que no quieren pasar horas y horas en la calle para no ser detectadas por la policía y fruto de su extorsión, pues ya sabemos que ellos viven de eso si tienen la suerte de moverse en las zonas de La Habana donde está la movida.

Estas chicas te acompañan, al más puro estilo capitalista, a fiestas, bares, restaurantes, etc.

Ejercen de novias, nada especial, pues en cuanto entabla conversación contigo una cubana de a pie te crees que es el amor de tu vida y te hace sentir que os conocéis de toda la vida.

La intención de estas jineteras acompañantes en Cuba tampoco varía de la que tienen todas las demás, aunque no sean jineteras, buscar un hombre extranjero que las saque de la isla y, por tanto, de la miseria en la que viven ellas y su familia, porque algo que debes tener claro es que cuando te casas con una cubana te casas también con su padre, su madre y sus hermanos.

Con la nueva apertura de internet en Cuba, aun con todas sus restricciones, muchas son las que han creado su perfil en Facebook para exhibirse.

En función de la cantidad de fotos que suba y su presencia en la red te puedes hacer una idea muy clara del dinero que maneja, ya que para estar ahí hay que gastarse el dinero, no como nosotros que tenemos wifi gratis con fibra óptica en nuestras casas o en cualquier bar. Esto allí no funciona así e internet es caro.

Algunos extranjeros que conocí en Cuba me decían que iban a bares y salas de fiesta donde hay mujeres increíblemente bellas y por las que pagaban 100 o 150 dólares.

Siempre me pareció una barbaridad, fruto de la mentalización que traemos de Europa, ya que por 30 dólares puedes tener una mujer bellísima de 20 años que duerme contigo toda una noche, pero, como siempre ocurre, primero hay que partirse la cabeza para después saber dónde está la piedra.

La sensualidad y ese modo en que te tratan las cubanas es inigualable y muchísimos caen en sus redes, redes tejidas con un solo objetivo, salir de la isla a costa de mentir y mentir hasta la saciedad.

En mi libro La Gran Prisión te hablo con detalle sobre esas casas, la mayoría propiedad del Estado, es decir, de los Castro, en las que hay piscinas, yacusis, camareros que te atienden como a un rey y la cobertura de los móviles no existe, pues colocan inhibidores.

Eso sí, todo está siendo grabado y servirá de extorsión a los cándidos empresarios para que hablen maravillas del régimen tirano de los Castro en sus países o para que hagan inversiones que el gobierno precisa.

Ten claro una cosa, la prostitución es la mayor divisa de Cuba y por tanto el gobierno la controla.

Jineteras Acompañantes en Cuba

En estas casas lujosas vas a encontrar esas “nuevas jineteras”, dulces, sensuales y verdaderas maestras en el arte de hacerte pensar con el pene. Solo los cubanos son inmunes a ellas porque nacieron entre ellas, saben como piensan, piensan como ellas y jamás se enamoran, algo a lo que tú eres muy propenso por esa falta de cariño que tienes y que ansías.

Pobre de ti, ya te veo casado y corneado.

Esto de ir a Cuba cuando estás falto de amor es como si a un bebé lo metes en un hospital de tuberculosos, se va a contagiar sí o sí, así es que antes de ponerte a pensar en viajar a Cuba hazte un reconocimiento sicológico y vete totalmente concienciado de que te vas de putas y que allí todas te van a jurar que son buenas chicas y te aman, si no es así no vayas.

Te recomiendo Colombia, República Dominicana, Brasil…en fin, hay muchos países que tienen mucho más que ofrecer que Cuba a nivel de calidad de vida, bellezas naturales, hoteles de lujo y además mujeres muy bellas y baratas. No te compliques la vida en Cuba.

Mi consejo, déjate ver, inmediatamente vas a estar rodeado de mujeres, si es posible no salgas por la noche buscando sexo porque entonces ya sabes lo que te vas a encontrar.

Durante el día hay estudiantes, trabajadoras, médicos, enfermeras, de todo y en todos lados.

Acepta la sonrisa de cualquiera de ellas y queda para ir a comer, el sí está garantizado, para acabar, llévatela a un restaurante normalito y ten en cuenta que siempre, siempre, pedirá el plato más caro, aunque no le guste ni sepa lo que es, así que mira bien donde la vas a llevar, si lo que pretendes es impresionarla es que eres un jilipollas.

Ella quiere comer pollo con patatas o un filete de carne de vaca, algo prohibido en Cuba con pena de cárcel para los cubanos, así que con eso ya está bien y, además, ella es la que va con un “yuma”, ella es la que tiene que estar orgullosa de estar contigo, no confundas los términos o estás muerto.

close

Si te ha gustado esta página

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

La Gran Prision

Échale un vistazo a mis libros en Amazon sin necesidad de comprarlos y conoce la realidad de Cuba en profundidad.

Deja una respuesta