Unificación monetaria. Acaparamiento de dólares de la población.

Unificación monetaria. Acaparamiento de dólares de la población.

Una de las preguntas más repetidas por los cubanos durante los últimos años ya tiene respuesta. La unificación monetaria, que pondrá fin al peso convertible (CUC) en la isla, comenzará el 1 de enero de 2021. Según fue anunciado la noche de este jueves por Miguel Díaz-Canel en una transmisión especial en la Televisión Nacional.

tarea ordenamiento

Acaparamiento de dólares de la población.

Aunque la prensa internacional no trata el tema como lo hacemos nosotros. Desde nuestro punto de vista esta decisión se ha tomado en un momento de banca rota del sistema y pretende acaparar la totalidad de dólares que la población tiene y los que recibirá de las remesas.

Con la unificación monetaria la tiranía castrista no pretende otra cosa que gastar su último cartucho para usurparle al pueblo las divisas.

A cambio les dará el “vale de compras” (CUP) para comprar en las tiendas que son de propiedad del Estado.

Una jugada redonda que viene a perfeccionar el robo a la ciudadanía que se viene perpetrando desde hace muchos años.

Cuando al ciudadano le den 24 CUP por su dólar, ¿Qué va a poder comprar en el extranjero o por internet?. ¿Cómo podrá viajar si todo su capital está en CUP?, una moneda que no se puede cambiar en ningún lado. Es decir, el cubano será más pobre que en la actualidad y su vida dependerá más que nunca de no salir de la isla.

El gobierno acaparará todas las divisas que tenían los ciudadanos y las que lleguen las convertirá en el “vale de compras” para sus propias tiendas.

Tasa de cambio única de 24 pesos cubanos por cada dólar.

unificación monetaria

La unificación monetaria se hará «con una tasa de cambio única de 24 pesos cubanos por cada dólar», detalló el gobernante, sentado junto al líder del Partido Comunista, Raúl Castro, quien no pronunció palabra alguna. La llamada «tarea ordenamiento no constituye por sí misma una solución mágica», advirtió Díaz-Canel que la catalogó como una de las más complejas que «ha implementado el país».

Se trata de un tipo de cambio especialmente diseñado para el sector empresarial, que hasta ahora aplicaba en sus cuentas la paridad del peso con el dólar y el CUC. Pero el salto de fe que supone pasar de CUC al CUP en el cambio general de los consumidores es una declaración inicial de que este tipo de cambio no va a durar mucho tiempo. Los cubanos a partir de ahora aplicarán al CUP con el dólar el mismo cambio que tenía la moneda que desaparece, el CUC.

Las autoridades han adoptado una decisión que trata de corregir las graves deficiencias del sistema empresarial estatal, pero existen dudas de que beneficie a los cubanos, en general. Se mantiene un statu quo artificial para el CUP que no va a durar mucho tiempo. Habrá que esperar a ver qué dicen los mercados informales, que serán los que reflejen realmente la cotización del peso cubano con el resto de las divisas, la pregunta que hay que formular es: ¿realmente un dólar equivale a 24 CUP?

Habrá también nuevas escalas de salarios y pensiones a partir del 1 de enero. Según la Gaceta Oficial, el salario mínimo pasará a 2.100 pesos mensuales.

Un buen número de entidades que ahora son aparentemente solventes pasarán a estar en números rojos.

Hasta ahora, la existencia de varias tasas de cambio entre las dos monedas ha dificultado conocer el estado real de la contabilidad de las empresas estatales y los expertos consideran que, con la unificación monetaria, un buen número de entidades que ahora son aparentemente solventes pasarán a estar en números rojos.

Los billetes del peso cubano convertible, conocidos popularmente como chavitos y también por sus siglas «CUC» (Convertible Unit Currency, en inglés), comenzaron a circular masivamente en Cuba en 2004 para sustituir al dólar, desde que este irrumpiera en la economía de la isla a partir de que fuera despenalizada su tenencia en 1993.

La existencia de dos monedas introdujo una notable diferencia social entre quienes tenían acceso a ellas y los que solo contaban con el dinero nacional, sobre todo porque el salario de los trabajadores estatales se pagaba en pesos que no servían para comprar en las tiendas en CUC, las popularmente conocidas como shoppings.

En el comunicado informativo de las autoridades ha quedado clara la apuesta por las empresas y el escaso interés en beneficiar a la población con el tipo de cambio del CUP. «El ordenamiento monetario también crea las condiciones para que el sistema empresarial pueda reaccionar positivamente incrementando los beneficios para todos sus trabajadores y para la sociedad».

El interés colectivo de los cubanos ha pasado a un segundo plano

Esta ha sido la prioridad de la decisión: dar oxígeno al sector empresarial estatal para que exporte y reduzca las importaciones, pero ya se verá realmente si estos movimientos tienen lugar con una devaluación como la aplicada, que ya estaba descontada por muchos. En realidad, una vez más, el interés colectivo de los cubanos ha pasado a un segundo plano. Enderezar el rumbo de este proceso con medidas intervencionistas y de control económico social comunista es un grave error.

Se reconoce que la amenaza de la inflación está a la vuelta de la esquina, y ello como consecuencia de las limitaciones de oferta que existen en la economía nacional y que no se van a corregir con el nuevo tipo de cambio

Díaz-Canel reconoció que la tarea ordenamiento «no está exenta de riesgos» y lo justificó, como siempre, con el bloqueo y porque la economía cubana no se encuentra en su mejor momento, así como el contexto mundial desfavorable. Se reconoce que la amenaza de la inflación está a la vuelta de la esquina, y ello como consecuencia de las limitaciones de oferta que existen en la economía nacional y que no se van a corregir con el nuevo tipo de cambio. Además, no se incluye medida alguna para mejorar los niveles de producción. Lo único que se advirtió es que se incrementarán las medidas represivas contra lo que denominó «precios abusivos y especulativos» sin indicar qué se entiende por ello. Hay que esperar lo peor.

close

Si te ha gustado esta página

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

La Gran Prision

Échale un vistazo a mis libros en Amazon sin necesidad de comprarlos y conoce la realidad de Cuba en profundidad.

Deja una respuesta