En este momento estás viendo 15 de noviembre en Cuba: El éxito de una estrategia inteligente.

15 de noviembre en Cuba: El éxito de una estrategia inteligente.

El 15 de noviembre en Cuba ha sido el éxito de una estrategia inteligente diseñada por la plataforma Archipiélago.

Con el llamamiento a la ciudadanía para salir a las calles han conseguido que Cuba sea el centro de atención de la comunidad internacional.

Todos los medios de información se han hecho eco de la opresión que persiste en Cuba desde hace 62 años, de la ausencia total de libertad y de que la supuesta democracia no existe.

El gran fracaso

El gran fracaso de la convocatoria del 15 de noviembre en Cuba , tan cacareado desde la cúpula comunista, fue en realidad un éxito, ya que finalmente el gobierno dictatorial demostró al mundo su incapacidad de escuchar al pueblo soberano de Cuba.

La olvidada Cuba pasó a ser portada de los grandes y pequeños medios de información a nivel mundial.

Las redes sociales se llenaron de artículos y opiniones sobre la marcha cívica del 15 de noviembre en Cuba. En definitiva, el objetivo principal, que era que el mundo dejase de mirar a otro lado para pasar a hablar de la dictadura cubana se ha conseguido.

El segundo objetivo era dejar claro que Cuba no es una democracia de partido único como algunos dicen, sino una férrea dictadura militar. Esto se demostró con el impresionante despliegue de elementos represores contra la voz del pueblo y la desvergüenza de impedir a periodistas extranjeros relatar los acontecimientos.

La estúpida dictadura perdió su oportunidad.

Lo más inteligente hubiese sido dejar salir al pueblo de manifestación el 15 de noviembre en Cuba. Esto le hubiese proporcionado a Díaz Canel un caché político intachable ante las Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA) y la prensa mundial.

Pero del “singao”, incompetente y tirano asustado ¿Qué se podía esperar?.

diaz canel manos manchadas de sangre
Díaz Canel, con las manos manchadas de sangre

Hizo lo que todos esperábamos que hiciese. Demostrar al mundo que Cuba está gobernada por una dictadura sanguinaria a la que no le importa lo que el pueblo opine.

¿Cómo justificará ahora el Gobierno cubano que sus políticos son elegidos libremente por el pueblo?.

¿Cómo defenderán que Cuba se basa en una Constitución cuando la libertad de expresión reflejada en ella se reprime brutalmente?.

Mítines de repudio, secuestros, arrestos, desaparecidos y cientos de encarcelados. Las violaciones a todos los derechos humanos se han constatado y documentado a nivel mundial desde que fue anunciada la marcha cívica.

Un país militarizado.

La policía en las calles con perros de presa, los paramilitares autorizados a agredir a los ciudadanos, el presidente del gobierno llamando a sus partidarios a una guerra civil para defender la dictadura.

represión en cuba

Cursos rápidos impartidos por militares a civiles de cómo golpear y organizarse ante una manifestación popular pacífica en la que se blandían camisas y rosas blancas como única arma.

Esta fue la reacción de un gobierno muy asustado por los acontecimientos, por las reclamaciones de un pueblo hastiado de tanto comunismo, de tanta represión y de tanta pobreza.

Desde La Gran Prisión estamos a la espera de las reacciones de los organismos internacionales ante esta bárbara represión.

¿Qué dirá ahora el señor Borrell y la señora Merkel?. ¿Acaso van a justificar de nuevo que el gobierno de Cuba esté ocupando una silla en la Comisión de la Defensa de los Derechos humanos en la ONU?.

La dictadura perdió toda credibilidad internacional el 15N.

Con una flor y un poema la plataforma archipiélago puso de rodillas a la dictadura, avergonzándola y desenmascarándola a nivel internacional.

Las pequeñas diferencias que pudieran existir entre cubanos han desaparecido. Todos saben que el problema es la dictadura y la única solución la democracia.

15 de noviembre en Cuba

El miedo a ser encarcelados persiste en un sector de la población, aunque sus ideas están en consonancia con los disidentes del comunismo. Pero cada dia son más los que van forjando la nueva Cuba con su valentía. Desde aquí nuestro homenaje, respeto y admiración para todos ellos.

El resto del pueblo es un pequeño grupo de disidentes del pensar popular y enemigos de la libertad, tienen poco que hacer ante un pueblo unido por una Cuba libre.

Este es el principio por la libertad y prosperidad de Cuba.

Este es el principio y el pueblo cubano no parará en su lucha por la democracia y la prosperidad.

El cubano valiente debe entender que son muchos los años de adoctrinamiento psicológico que la dictadura ha impuesto al pueblo. Desde la escuela hasta la universidad. En la Universidad fue donde Fidel comenzó su carrera política, pero aquellos eran otros tiempos. Tiempos de libertad de pensamiento.

Debemos entender que estas personas no tienen capacidad de análisis. Tienen un pensamiento único. Son producto de una secta que ha gobernado la nación cubana por más de medio siglo. No obstante, el pensamiento crítico, el deseo de prosperidad y la necesidad de ser libres los llevará a todos a aceptar el error que ahora están cometiendo, apoyando una dictadura que priva al pueblo no solo de su libertad, sino de los elementos más básicos para la subsistencia.

patria y vida

Si te ha gustado esta página

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

close

Si te ha gustado esta página

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

La Gran Prision

Échale un vistazo a mis libros en Amazon sin necesidad de comprarlos y conoce la realidad de Cuba en profundidad.

Deja una respuesta