En este momento estás viendo The lives of millions of Cubans matter.

The lives of millions of Cubans matter.

No quería escribir sobre esto porque creo que ya se ha escrito bastante en las Redes Sociales.

represión en Cuba
Y la vida de11 millones de cubanos, ¿esa no importa?

No obstante, estoy muy dolido, aunque no decepcionado como el movimiento Black Lives Matter.

Como todos estos movimientos internacionales, Black Lives Matter está subvencionados y tienen una estrategia y un objetivo.

Millones de personas acreditan en estos movimientos de izquierdas que sólo pretenden subvertir el orden democrático.

Está claro que nació de una agresión policial a un delincuente con varios delitos confirmados, pero hasta ahí llegamos.

El 27 de noviembre de 2016, dos días después del fallecimiento de Fidel Castro, el movimiento Black Lives Matter le rendía homenaje en un comunicado en el que afirmaba: «Aunque ningún líder está libre de defectos, debemos rechaza la retórica de la derecha y defender a El Comandante». Y terminaba en español: «¡Fidel vive!».

¿Qué pasa ahora que este movimiento que se alinea con la dictadura cubana?.

Es fácil de entender si no fuiste uno de los miles de millones de personas que se unieron al movimiento y creyeron en él.

La izquierda radical, el comunismo puro y duro quiere ser el futuro de nuestra vida. Para ello no escatiman el dinero.

Destruir las democracias, como se ha destruido la democracia en España, es su objetivo.

Después llega la desfragmentación del país acompañado de la desfragmentación social enfrentando a hombres y mujeres a través de los movimientos feministas que etiquetan al hombre como un malvado, asesino y maltratador.

El mismo Papa Francisco no se ha atrevido a condenar los actos bárbaros perpetrados contra el pueblo cubano. Ha pedido, el muy sinvergüenza, que el pueblo deje de manifestarse para dialogar con la dictadura. ¿Se podrá ser más canalla?.

Mientras tanto, sus clérigos, en Cuba, siguen dando el do de pecho por la libertad.

Ver las imágenes de origen

Las homilías, como la que ya corre por Internet, en la basílica de la Virgen de la Caridad del Cobre, donde el párroco ruega porque se detengan las agresiones salvajes y los encarcelamientos a un pueblo desarmado que sólo pide libertad de expresión, son un ejemplo que sostiene viva la religión católica y la fe.

Porque, si fuese por el comunista Jorge Bergoglio, seríamos todos ateos.

Me llena de repugnancia ver diariamente a esos uniformados, muertos de hambre, ladrones, mentirosos y corruptos atacando a sus hermanos cubanos.

No hay duda de que los cubanos en el extranjero tienen una gran responsabilidad en sus espaldas.

Sus hermanos isleños han abierto la espita de la olla a presión.

Han hecho lo más difícil. Se juegan su libertad, su vida, su integridad física a diario. Y no podemos permitir que esto se convierta en una rutina que nos alarma la primera semana y se convierte en normalidad las siguientes.

Vosotros, cubanos en el extranjero, no podéis abandonar a vuestro pueblo ni un instante.

Cada día os levantáis en libertad, con vuestros derechos y vuestras alegrías. Pero no tenéis ningún derecho a dejar de pensar cada mañana, al despertaros, en vuestro pueblo.

Haced todo, absolutamente todo por apoyarlos.

Que la rutina de las noticias de cubanos arrestados, golpeados, ultrajados a diario no os deje indiferentes nunca.

A alguno le he oído decir que ya no sigue las noticias por que le estresan y eso le amargan la vida. ¿Será posible tal estupidez?.

¿Qué clase de cubano/a eres tú?.

62 años de opresión, dictadura, hambre, sufrimiento, encarcelamientos… ¿No es suficiente para ti?.

Llegó la hora de exigir una intervención internacional en Cuba.

No esperéis nada del socialista Biden. Él está puesto ahí tras un fraude electoral demostrado abiertamente contra Donald Trump. Biden es otro títere del NWO (nuevo orden mundial).

Nunca va a intervenir en Cuba y nunca va a intentar que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas intervenga por razones humanitarias.

Lo único que se le ha ocurrido es, en plena crisis del gobierno dictatorial cubano, abrir la opción de las remesas para alimentar a los lobos con los dólares de los cubanos en el extranjero.

Aquí sólo cabe una guerra civil.

Algo en lo que nunca pensé cuando comenzaron las manifestaciones, pero sin duda es la única solución toda la represión asesina de esta dictadura y el único modo en el que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas podría intervenir en este conflicto humanitario que ya lleva 62 años matando al pueblo de Cuba.

Si te ha gustado esta página

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

close

Si te ha gustado esta página

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

La Gran Prision

Échale un vistazo a mis libros en Amazon sin necesidad de comprarlos y conoce la realidad de Cuba en profundidad.

Deja una respuesta