En este momento estás viendo Canadá apoya la tiranía cubana. De preso común a preso político.

Canadá apoya la tiranía cubana. De preso común a preso político.

Que los intereses económicos de Canadá en la isla de Cuba son numerosos es algo obvio.

Pero ello no debería evitar que, una democracia consolidada, denuncie todas las graves infracciones en derechos humanos que comete la tiranía cubana.

Desde hace años el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, viene realizando política de apoyo a la isla con el fin de ampliar los muchos intereses económicos que le atan al régimen tirano de los Castro.

Pero lo que muchos canadienses desconocen es su intima relación con Fidel Castro.

Amistad generacional entre los Trudeau y los Castro.

La relación de la familia Trudeau con Cuba y el histórico líder cubano, Fidel Castro, es personal, intensa y duradera, por lo que la visita que el primer ministro canadiense anunció en noviembre de 2016 era algo más que un viaje oficial.

Cuando en enero de 1976, el entonces primer ministro canadiense, Pierre Elliot Trudeau, se convirtió en el primer líder de un país de la OTAN en viajar a la Cuba de Fidel Castro, el mandatario canadiense estaba acompañado por su esposa, Margaret, y su tercer hijo, Michel, entonces de cuatro meses de edad.

Cuban President Fidel Castro holds baby Michel as Pierre and Margaret Trudeau look on during their state visit to Cuba in Jan., 1976 photo. (Canadian Press Archives)

Castro recibió a la familia Trudeau literalmente con los brazos abiertos y durante tres días los dos líderes establecieron una relación especial que el propio Fidel Castro explicó en una entrevista concedida en el año 2000 a la radiotelevisión canadiense, CBC.

Castro recordó cómo Pierre Trudeau viajó con su familia a la isla en el apogeo de la Guerra Fría y cuando Estados Unidos había impuesto una política de férreo aislamiento a Cuba.

«Desde un punto de vista personal, nos impresionó que vino a Cuba con su familia. Trajo a su hijo, que solo tenía tres meses y 26 días de edad», declaró Castro.

La foto del barbudo líder revolucionario, con su característico uniforme, sosteniendo con ternura en sus brazos al pequeño Michel, poco después de que la familia Trudeau descendió del avión en el aeropuerto de La Habana, se convirtió en un icono de la visita.

En la misma entrevista de 2000, Castro reconoció que Michel Trudeau se ganó «el corazón de todos».

El líder cubano añadió que Trudeau «fue un amigo cercano» y alguien por quien sintió una gran admiración.

«Siempre lo consideré como un líder político serio, sinceramente interesado en los problemas del mundo y en la situación de los países del Tercer Mundo», dijo.

El sentimiento fue mutuo. El gesto de Castro sosteniendo en sus brazos a Michel fue recordado años después por Margaret Trudeau.

En una entrevista que Margaret Trudeau concedió en 2014 al periódico canadiense «Ottawa Citizen», la exesposa de Pierre Trudeau recordó a Castro como «un hombre muy cálido y encantador. Me gustó«.

La madre del actual primer ministro también señaló que Castro tenía en su traje militar, manchas de babas de Michel.

Michel murió en 1998 en una avalancha en el oeste de Canadá cuando esquiaba. Y Pierre Elliot Trudeau en 2000.

El funeral del estadista canadiense, celebrado en la basílica de Notre-Dame de Montreal, sirvió para cimentar la relación especial entre los Castro y los Trudeau.

Fidel Castro viajó a Montreal un día antes de que empezara la ceremonia oficial para poder acudir al ayuntamiento de Montreal, donde se había instalado el cofre con los restos mortales de Trudeau, para poder despedirse de «una amigo cercano».

Preguntado por Efe, Castro reconoció tras el funeral que estaba «muy emocionado».

En el funeral, se abrazó de forma emotiva a Justin Trudeau, quien protagonizó una oración fúnebre que todavía hoy es recordada por su fuerza.

Canadá apoya la tiranía cubana

Canadá abre los brazos a la tiranía cubana.

Lo que los analistas dijeron sobre aquella visita de Justin Trudeau  en 2016 fue que serviría para reactivar las relaciones bilaterales. Tras una década en la que el anterior Gobierno canadiense del primer ministro conservador Stephen Harper, ignoró al país caribeño.

El académico canadiense John Kirk, profesor de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Dalhouise de Canadá, señaló que desde que Trudeau llegó al poder tras las elecciones de octubre de 2015, las relaciones con Cuba han «mejorado lentamente».

Durante esta visita Justin Trudeau se presentó ante el mundo como el amigo incondicional del castrismo. Dio una conferencia en mangas de camisa y se hizo pasar por otro pueblerino avenido al régimen ante el buró político y algunos estudiantes elegidos por la dictadura.

Esta vez no era la incultura lo que le movía a hacerlo si no la paranoia por controlar las inversiones en Cuba.

Canadá apoya la tiranía cubana
Prime Minister Justin Trudeau takes part in a question and answer session with students at the University of Havana on Nov. 16, 2016. (Photo: Sean Kilpatrick/CP)

Pasividad ante el encarcelamiento de empresarios canadienses.

El gobierno canadiense viene, desde hace años, moviéndose en las mismas líneas que el gobierno de España. «No veo, no oigo, no hablo,» ante los constantes delitos contra la libertad que la tiranía cubana viene ejerciendo, día a día, sobre su pueblo y sobre cualquier extranjero que, no percibiendo el riesgo, se decide a realizar inversiones en ese país o, simplemente, a hacer turismo en la isla.

En mi libro, La Gran Prisión, relato con detalle el caso de Sarkis Yacoubian y Cy Tokmakijian, con los que compartí muchas horas de dominó y ajedrez.

Todos ellos ciudadanos canadienses que, durante años, realizaron negocios con la tiranía adaptándose a sus exigencias, pagando comisiones a generales y políticos para poder ejercer una actividad lícita pero de la que el gobierno exigía esas comisiones.

Finalmente, cuando a la tiranía cubana le interesó, les expropiaron todos sus bienes y los encarcelaron en la prisión La Condesa como si fuesen delincuentes profesionales.

Y, ¿Qué hizo la diplomacia canadiense?.

Nada, absolutamente nada. No me voy a extender en detalles, pero simplemente decir que las personas referidas recibían en sus casas en Canadá a los hijos de Fidel y Raúl como si fuesen parte de su familia e incluso, uno de ellos, Cy Tokmakijian, daba préstamos personales a Fidel Castro.

De una relación de amistad, que podríamos calificar como familiar, pasó el régimen cubano a encarcelarlos por muchos años. El motivo es obvio, expropiarles todas sus propiedades para aumentar la fortuna de los Castro.

Pero el gobierno canadiense no movió ni un dedo por ayudarlos.

Canadá abandona a sus súbditos en Cuba.

Actualmente tenemos un grave conflicto con otro ciudadano canadiense, Benjamin Tomlin , fue arrestado en 2017 y, más tarde, sentenciado a 10 años de privación de libertad a cumplirlos en la prisión para extranjeros La Condesa. Su caso hizo titulares en la prensa hace cuestión de un año.

En aquella ocasión, su hermana Caroline Simpson declaró que la presunta víctima, una cubana de 15 años, durante el juicio negó haber tenido relaciones con Tomlin: “Se volvió hacia mi hermano y yo estaba sentada justo detrás de él y pude ver su rostro. Ella claramente dijo que nunca había visto a este hombre.”

Lo que no sabía Caroline es que, desgraciadamente, esto funciona así y son decenas los casos que se repiten. Lo que cuentan los convictos son experiencias tan similares que no hay lugar a dudas de que es todo una farsa para encarcelar a los extranjeros y lucrarse por los elevados gastos que tienen en la prisión La Condesa para mantener una alimentación y aseo básico.

Prostitución en Cuba, un negocio policial.

Esta es otra historia más de la corrupción que impera en Cuba y que el gobierno no solo aprueba sino que además fomenta.

Las calles, bares y discotecas de Cuba están repletas de mujeres menores de edad a las que no se les exige documentación a la entrada porque los mismos responsables reciben de ellas unos dólares para poder ejercer la prostitución con plena libertad.

Son policías los que están en las calles controlando la prostitución de las menores de edad, son policías los que dirigen las mafias de esa prostitución que se expande como el Coronavirus por cada una de las ciudades y barrios de la isla.

Las menores son, además, apoyadas por las propias familias, que consideran un orgullo que su hija vuelva a casa dos días después con 40 dólares y así se convierten inmediatamente en la envidia de las amiguitas y hermanas, que al verla con un nuevo bolso o zapatos desean ser como ella.

Pero, ante todo, es un arma que utilizan para encarcelar al extranjero. Son los policías los que envían a las menores a acercarse a los extranjeros. Basta que te vean con ella, que la invites a unas cervezas, para que te acusen del delito de corrupción de menores.

Estas menores, “son caballos” -me decía un Teniente Coronel de la Dirección de Prisiones en una de las visitas a La Condesa-. En el argot cubano quería decir que eran mujeres muy desarrolladas y jamás nadie pensaría que eran menores, como a las que estamos acostumbrados a ver en nuestros paises de origen.

El sexo desde los 12 años las hace desarrollar sus cuerpos como mujeres adultas y la vestimenta, zapatos de tacón y resto de complementos que usa una mujer adulta, las hace indetectables a altas horas de la madrugada.

Son ellas, las menores -recordemos que la mayoría de edad sexual en Cuba son los 16 años- las que duermen en las dependencias policiales cuando ya, en la madrugada y sin conseguir clientes, no tienen otro recurso que entregar su cuerpo a los policías de servicios que siempre tiene unas literas reservadas para ellas.

El cebo perfecto para encarcelar a cualquier turista que visita Cuba con el deseo de disfrutar de esa falsa hospitalidad que tanto vende el gobierno cubano.

En este enlace explico cuál es el interés de encarcelar extranjeros en Cuba.

De preso común a preso político.

La historia de Benjamin Tomlin es breve, clara e impresionante por las injusticias que se han hecho con él.

Benjamin Tomlin. Foto cortesía de familiares.

Han usado un testimonio falso para encarcelarlo, como tantos casos que he visto personalmente en La Condesa, donde los jefes de la prisión ejercen el control de ciertas mafias que les apoyan económicamente para poder mantener un nivel de vida que sus escasos 40 dólares mensuales jamás se lo permitirían.

Desde este blog hemos contactado con otros medios y hemos difundido, dentro de nuestras posibilidades, las condiciones inhumanas y los incumplimientos de las propias leyes cubanas (Código Penal de Cuba, Reglamento de prisiones…) que se viven a diario en la prisión para extranjeros La Condesa.

Gracias a ello, recientemente se ha publicado un artículo en CiberCuba detallando las circunstancias de algunos presos allí secuestrados y tenemos constancia de que la tiranía cubana ha tomado represalias.

Represalias ilegales que van contra todo derecho internacional y los acuerdos firmados entre Cuba y Canadá sobre el traslado de presos.

A Benjamin se le ha denegado el traslado a Canadá porque ahora, tras la publicación del artículo en CiberCuba, se le ha considerado preso político.

Todo ello ante la total pasividad de un gobierno, el de Canadá, que levanta con orgullo la bandera de la democracia y los derechos humanos.

Canadá mira para otro lado ante las ilegalidades e injusticias de Cuba.

Las autoridades canadienses han permitido que a Benjamin Tomlin se le deniegue el traslado, un derecho internacional y reconocido en el Convenio Internacional entre Canadá y Cuba.

La tiranía cubana le ha conceptuado como preso político por haber difundido, a través de su familia, las horribles condiciones en las que se encuentra él y el resto de los presos extranjeros en la prisión de la Condesa.

Daphne, hija de Benjamin, nos envía este mensaje de coraje y fuerza sicológica de su padre desde La Condesa.

Mensaje de Benjamin:

Hola todos, ellos negaron mi solicitud de transferencia dos días después de que el último artículo salió y después de haber negado mi solicitud de apelación 2019 dos horas después de que los medios canadienses publicaran mi historia. Cuba ha confirmado que soy un preso político, castigado por hablar.

Algunas personas maravillosas y bien intencionadas que temen nuestra seguridad nos habían pedido y están presionando a algunos de ustedes para que dejen de hablar. Estoy de acuerdo con amor y respeto. En efecto, estamos en peligro, pero el miedo y el silencio no son la respuesta. No tenemos embajadas luchando por nosotros, por eso te necesitamos.

Sí, están vengándose por haber hablado, sí, están vengándose por hablar y están intentando intimidarnos, eso es lo que hacen. Pero te ruego que no te dejes llevar por el miedo, que permanezcamos fuertes, prevenibles y unidos y rezamos para que tú también lo hagas. Si quieres ayudarnos a protegernos, por favor, sigue luchando por la verdad de lo que está sucediendo aquí. Gracias, buena suerte y que Dios os bendiga.

Por cierto, feliz día de San Valentín para todos, si tienes la suerte de tener a alguien a tu lado, lo tienes todo.

Libertad inmediata para Benjamin Tomlin

Desde este blog demandamos la inmediata puesta en libertad de Benjamin, la actuación inmediata del embajador de Canadá en Cuba para entrevistarse con la Ministra de Justica exigiéndole el cumplimiento del Convenio de traslado al que tiene derecho Benjamin.

Ahora es el momento de que el nombre de Benjamin Tomlin se una a la lista de presos políticos presentada por Prisoners Defenders a la ONU para su inmediata liberación.

Nada se puede esperar de un gobierno, como el canadiense, amigo de la tiranía cubana y al que la familia de Benjamin lleva llamando a su puerta durante años sin recibir ningún tipo de apoyo.

No dejaremos de denunciar el grave incumplimiento de los derechos humanos más básicos en la isla de Cuba hasta que la democracia arrase con la tiranía castrista.

close

Si te ha gustado esta página

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

La Gran Prision

Échale un vistazo a mis libros en Amazon sin necesidad de comprarlos y conoce la realidad de Cuba en profundidad.

Deja una respuesta