En este momento estás viendo Detenido un capitán de la prisión de extranjeros en Cuba, La Condesa.

Detenido un capitán de la prisión de extranjeros en Cuba, La Condesa.

El capitán Guzmán Cobas Cabrera, jefe de reeducadores y segundo jefe de la prisión de extranjeros La Condesa, en Cuba, ha sido detenido por varios delitos tras toda una vida extorsionando a los reclusos.

Detalle-de-la-Condesa
La Condesa, prisión para extranjeros en Cuba

La noticia fue como una bomba y se expandió como la pólvora.

Uno de los grandes maltratadores y corruptos de la prisión de extranjeros en Cuba había sido esposado y detenido por la fuerza especial del MININT.

El hecho se produjo a pleno dia y en presencia de los presos que, atónitos, asistían a aquella situación inimaginable.

El que fue uno de los grandes corruptos y maltratadores psicológicos durante 20 años desde su puesto de jefe de los reeducadores estaba siendo conducido a prisión.

Los reeducadores en el sistema penitenciario cubano.

coronavirus en prisión La Condesa
Reeducador y reclusos

La figura del reeducador en el sistema penitenciario cubano es el equivalente a un jefe de destacamento, área o zona en otras prisiones. Su cometido es el de controlar a los presos en su área encomendada y “reeducarlos” según el régimen de prisiones de Cuba.

Pero ¿Cómo puede reeducar un corrupto?. esta es la pregunta que todos se hacen en La Condesa.

Regalos por favores.

Es usual ver, sobre la mesa del pequeño cuarto de reeducadores, bolsas con compras que los presos hacen en el shopping y que entregan a los reeducadores para ganar su confianza y favores.

Otros optan por entregarles dinero a través de terceras personas.

Con ello los presos consiguen citas conyugales extra (vis a vis) o llamadas telefónicas prolongadas fuera del horario establecido, recibir más alimentos del exterior de los permitidos a otros reclusos y cosas similares.

No es necesario repetir lo publicado en otros artículos sobre las múltiples peticiones de los guardias para comprarles jaboncillos, tabaco y dulces en la tienda. Con ello los reclusos se ganan su flexibilidad a la hora de aplicar el estricto reglamento. Esto es cotidiano, sucede todos los días y el preso no le da importancia porque es algo que hacen todos los guardia a diario.

Tampoco es extraño el que las mujeres reeducadoras acepten dinero por tener relaciones sexuales con los presos e incluso que les pidan que los ayuden a salir de Cuba después de terminar su condena.

El cierre de la mínima seguridad.

Cuando el mayor Redy Mendez Acosta fue investigado por corrupción, ya que se apoderaba de todas las nóminas de los presos que estaban en mínima seguridad, se realizó una investigación por parte de agentes de la seguridad de prisiones.

El resultado fue cerrar las instalaciones de mínima seguridad y devolver al penal a los presos, los cuales se habían ganado con su conducta y tiempo de reclusión este nivel de seguridad establecido en el Código Penal de Cuba y el Reglamento de Prisiones.

Cuando el mayor Redy sacó de mínima seguridad a un colombiano conocido como “el tigre” porque vendía de todo lo prohibido, apoyado por los policías de seguridad de la prisión, éste le dijo: “Si yo caigo caerás tú también” y el mayor Redy, en tres días, lo devolvió a mínima seguridad.

Los perros de la misma familia no se muerden y al mayor Redy, un gran corrupto, no le sucedió nada. Los que pagaron su corrupción fueron los reclusos, que perdieron todos los derechos obtenidos por ley, evitando así que este jefe de prisión fuese condenado por diversos delitos.

El jefe de reeducadores en prisión.

Ver las imágenes de origen

Hace una semana el capitán Guzmán Cobas Cabrera fue detenido y esto es loable. Demuestra que existe algún honesto dentro de las filas del corrupto MININT. Pero nos preguntamos qué será del futuro del capitán Guzmán. ¿Ocurrirá lo mismo que con Redy o con el guardia de nombre René que en 2016 amenazó a la familia del niño que violó con matarlos y, después de ser encarcelado por dos meses fue transferido a otro destino donde se le permitía portar un arma?.

Quién sabe, la corrupción es la base del sistema comunista impuesto en Cuba por la familia Castro. Son 62 años de mentiras, traiciones al pueblo y engaños de unos hacia otros.

Todos se vigilan, pero todos son culpables, por tanto es fácil defenderse amenazando con descubrir la corrupción de muchos otros. Por eso no creemos que el corrupto Guzmán sufra la pena que le corresponde por los delitos cometidos.

Delitos adjudicados al capitán Guzmán.

Desde siempre Guzmán ha sido un corrupto. Desde sus robos del material que entraba en la prisión hasta la recepción de dinero y alimentos por parte de los presos para obtener beneficios.

Estuvo implicado en la trama de los rumanos que estafaban mediante tarjetas bancarias y pasaban horas y horas hablando por teléfono fuera de los horarios permitidos.

Con esas llamadas organizaban y dirigían su red y estafaban a decenas de personas diariamente de lo cual se lucraban Redy y Guzmán.

Ahora se le acusa de exigir dinero a los presos para concederles favores y supuestamente de tener relaciones sexuales con las parejas de los reclusos a cambio de favores.

Sean cuales sean los motivos que han llevado a la policía a detener al capitán Guzmán por corrupción podemos decir con total seguridad que ni la décima parte de la corrupción está en conocimiento de ellos.

Inseguridad jurídica en La Condesa.

Desde el Fiscal General de la República hasta el último en la línea de mando están implicados en un proceso que los llevaría a todos a prisión.

El incumplimiento de las leyes es un delito, pero mayor es si éste se produce a sabiendas y por miembros de la justicia o del orden.

De los 350 presos extranjeros que hay actualmente en La Condesa, muchos cumplen condena en el Combinado del Este. Esta es una prisión para cubanos y el Código Penal de Cuba prohíbe que los extranjeros cumplan condena en establecimientos penitenciarios para cubanos.

La mayoría de los reclusos en mínima seguridad tienen cumplido el 50% de su condena y la Fiscalía les niega el derecho reconocido en el Código Penal cubano de obtener la libertad condicional. Así como tampoco reconocen enfermedades siquiátricas ni conceden traslados a los presos a sus países de origen incumpliendo los convenios internacionales de traslado de reclusos firmados con muchos países.

Atrapados en Cuba

Los derechos de los reclusos en la prisión de extranjeros La Condesa no se cumplen. Las leyes internacionales de los presos conocidas como leyes Mandela son de desconocimiento total de los jefes de las prisiones y no se aplican por los fiscales.

Las propias leyes cubanas no se aplican. Los derechos de los presos están anulados y la prisión se convierte en una hacienda en donde el patrón gobierna sobre los siervos a su antojo.

Las reclamaciones son sancionadas con nuevas y más duras condenas. La huelga de hambre es un delito que agrava la condena. La presunción de inocencia no existe y las garantías jurídicas más básicas están anuladas por un sistema corrupto que condena sin bases jurídicas inclusive sin respetar las que ellos mismos promulgan en sus leyes.

Si te ha gustado esta página

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

close

Si te ha gustado esta página

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

La Gran Prision

Échale un vistazo a mis libros en Amazon sin necesidad de comprarlos y conoce la realidad de Cuba en profundidad.

Deja una respuesta