En este momento estás viendo Rusia activa su armamento nuclear en la guerra de Ucrania.

Rusia activa su armamento nuclear en la guerra de Ucrania.

El ejército de Ucrania, a pesar de la minoría armamentística con respecto a Rusia, resiste con fuerza y valentía el empuje del super ejército ruso.

armamento nuclear ruso

Rusia no está cumpliendo los objetivos de sus planes militares en la invasión de Ucrania.

Todos los países de Europa, Reino Unido y EE.UU. están enviando material bélico al ejército ucraniano. España, a la cola de la política europea, ya lo ha hecho esta mañana, lo cual indica que esta es la actuación del resto de los países.

Por tanto, Rusia se está encontrando con dificultades que no esperaba en la rápida operación de ocupación del país, según sus asesores militares.

Que Rusia acelere drásticamente la ocupación de Ucrania con sus fuerzas convencionales es el primer paso, pero Putin no descarta usar su armamento nuclear.

De hecho, en las últimas horas, ha activado con carácter de emergencia su sistema nuclear.

Putin no va a perder esta guerra y, entre sus opciones se encuentra usar el armamento nuclear táctico.

Los carros de combate tienen muy limitada su actuación en las ciudades, ya que pierden su fuerza principal que es la movilidad. Convirtiéndose en blancos muy fáciles para la infantería armada con armas anticarro.

Por tanto, la guerra se basará en el combate calle a calle, lo cual Putin no va a aceptar por el desgate que esto le va a suponer a sus fuerzas militares.

El uso del armamento nuclear ruso entra en acción y ha pasado a ser parte de las opciones de Rusia para acabar rápidamente con esta guerra que se suponía que iba a ser una operación militar relámpago.

Nos retrotraíamos en el tiempo desde el mismo momento en que esta guerra empezó. A todos nos llegaban recuerdos históricos de la segunda guerra mundial.

Pero, cada día se acerca más la posibilidad de que esta operación militar acabe drásticamente usando el mismo procedimiento que los EE.UU. utilizaron para acabar con la II Guerra Mundial, el uso de las armas nucleares.

Apoyo militar a Ucrania y riesgo del uso de armamento nuclear por parte de Rusia.

Los países de la OTAN han acelerado este sábado el envío de material militar a Ucrania para que su ejército pueda hacer frente a la invasión de Rusia, que hoy reanudó sus acciones militares por todo el país. El Gobierno alemán informó en un comunicado su decisión de enviar «cuanto antes» a Ucrania mil armas antitanque y 500 misiles de defensa antiaérea «Stinger» pertenecientes a las fuerzas armadas alemanas para apoyar a las tropas ucranianas. Bélgica y los Países Bajos también acordaron enviar armamento a Ucrania.

Ver las imágenes de origen

Por su parte, Estados Unidos aprobó 350 millones de dólares adicionales para prestar asistencia militar a Ucrania. Su presidente, Joe Biden, lanzó un mensaje a Vladímir Putin diciendo que la OTAN está «más unida que nunca». «Mi objetivo desde el principio era asegurarme de que mantenía a la OTAN y la Unión Europea en sintonía», dijo Biden en una entrevista en un programa de radio.

La decisión sobre las armas supone un cambio político importante para Alemania, cuya posición oficial desde la Segunda Guerra Mundial ha sido la de no entregar armas «letales» en las zonas de conflicto. Hubo, sin embargo, excepciones que generaron controversia.

Concretamente, estas entregas de lanzacohetes serán realizadas por Holanda, y los obuses por Estonia. Estos dos países habían adquirido originalmente este equipo de Alemania y necesitaban luz verde de Berlín para poder reexportarlo a Kiev.

Al mismo tiempo, el gobierno alemán anunció el envío a Ucrania de 14 vehículos blindados y 10.000 toneladas de combustible «a través de Polonia». “Actualmente se están estudiando otras medidas de apoyo”, dijo la fuente gubernamental.

«Alemania acaba de anunciar la entrega a Ucrania de lanzagranadas anticarro y de misiles Stinger. ¡Continúe  así, Olaf Scholz! ¡La coalición antiguerra en acción!», declaró Zelensky en su cuenta de Twitter.

Por su parte, Bélgica enviará 2.000 ametralladoras y 3.800 toneladas de combustible a Ucrania para ayudar al Gobierno del presidente Volodímir Zelenski a combatir a las tropas rusas, que atacan desde la madrugada del pasado jueves.

Poco antes, el Gobierno de Países Bajos había anunciado por su parte el envío a Ucrania de 200 misiles tierra-aire de tipo Stinger “lo antes posible”, en respuesta a una petición de Kiev para que Países Bajos suministre artículos militares al país en un refuerzo de su defensa contra las tropas de Rusia.

¿Qué ocurriría si Rusia usa armamento nuclear contra Ucrania?.

Sin duda sería tensar la cuerda hasta límites insospechados.

Todos los analistas militares nos han dicho que una guerra convencional en este siglo era imposible. Nos decían que se utilizarían ataques cibernéticos y otras estrategias similares, pero nuca un cuerpo a cuerpo, esto, según ellos había pasado a la historia.

La guerra de Ucrania nos está demostrando lo equivocados que estaban.

Si Rusia emplea medios tácticos nucleares para acelerar la caída del gobierno ucraniano, la OTAN se vería en la tesitura de intervenir o permitir un ataque nuclear en Europa, lo cual daría pie a otros países con armas nucleares a utilizarlas para obtener las reivindicaciones territoriales que llevan exigiendo desde hace décadas.

La situación mundial, después de haberse aplicado todas las sanciones económicas posibles contra Rusia, nos llevaría a un enfrentamiento global que, hasta ahora, los EE.UU. y la OTAN han evitado por el bien de la humanidad. Pero, en ese caso, las opciones de actuación de Occidente serían mínimas habiéndose agotado todas las diplomáticas y económicas.

¿Entraríamos ante una III Guerra Mundial?.

Europa y EE.UU. estaban distraídos

Michele Flournoy fue directora de política de estrategia del Pentágono bajo dos presidentes de EE.UU., Bill Clinton y Barack Obama. Cree que la atención de Occidente sobre el Medio Oriente en las últimas dos décadas permitió que sus adversarios se pusieran muy al día en términos militares.

«Realmente hemos llegado a un punto de inflexión estratégico donde nosotros -EE.UU., Reino Unido y nuestros aliados- estamos saliendo de 20 años de estar enfocados en antiterrorismo y contrainsurgencia, las guerras en Irak y Afganistán, y levantamos la mirada para darnos cuenta de que ahora estamos en una muy seria competencia de gran poder», comenta.

El rival estratégico.

Se está refiriendo, por supuesto, a Rusia y China, países descritos respectivamente en el análisis integrado del gobierno británico como «la amenaza aguda» y el «rival estratégico» de Occidente a largo plazo, respectivamente.

Rusia podría usar su armamento nuclear en Ucrania

«Mientras nos enfocábamos en el amplio Medio Oriente», dice, «estos países estudiaron la manera en que Occidente hace la guerra. Y empezaron a invertir masivamente en toda una gama de tecnologías nuevas».

Pero ¿qué pasaría si las actuales tensiones entre Occidente y Rusia en torno a Ucrania, por ejemplo, o entre EE.UU. y China sobre Taiwán, se tornan hostiles? ¿Cómo se verían?.

La guerra electrónica.

«El Ejército Popular de Liberación de China ha creado una nueva agencia llamada Fuerza de Apoyo Estratégico que se concentra en el espacio, la guerra electrónica y las capacidades cibernéticas».

¿Qué quiere decir eso en la práctica? Pues bien, casi lo primero que ocurriría en cualquier acción hostil serían ataques cibernéticos masivos de ambas partes. Habría intentos de «cegar» al otro destruyendo sus comunicaciones, incluyendo satélites, o incluso cortando los vitales cables submarinos que transmiten datos».

Franz-Stefan Gady, especialista de guerras futuras del IISS, fue preguntado sobre lo que esto significaría para la persona común y corriente ¿De repente dejarían de funcionar nuestros teléfonos, se agotaría la gasolina en las estaciones, la distribución de alimentos entraría en caos?

«Sí, con toda probabilidad», contesta. «Porque las grandes potencias están invirtiendo masivamente no solo en capacidad ofensiva cibernética sino en capacidad de guerra electrónica que puede interferir satélites y tumbar las comunicaciones. Así que no sólo serán los ejércitos sino las sociedades en general las que serán el objetivo principal en los conflictos del futuro«.

Un futuro muy incierto y preocupante a nivel mundial que podemos estar viviendo hoy.

Si te ha gustado esta página

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

close

Si te ha gustado esta página

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

La Gran Prision

Échale un vistazo a mis libros en Amazon sin necesidad de comprarlos y conoce la realidad de Cuba en profundidad.

Deja una respuesta