En este momento estás viendo Obligan a renunciar a su trabajo a un enfermero por contrarrevolucionario.

Obligan a renunciar a su trabajo a un enfermero por contrarrevolucionario.

El enfermero denunció que le obligaron a renunciar a su trabajo en el Instituto Nacional de Oncología y Radiología por sus publicaciones en redes sociales.

Cuba
Pedro Ariel García Rodríguez

Según informa Cubanet. Al enfermero cubano Pedro Ariel García Rodríguez le obligan a renunciar a su trabajo y fue expulsado del Instituto Nacional de Oncología y Radiología por sus publicaciones en redes sociales.

El joven señala que tras varias citaciones y amenazas de la Seguridad del Estado y de los directivos del hospital hacia él y su esposa se vio obligado a tramitar su baja laboral el pasado martes.

“Mi baja fue forzada, en contra de mi voluntad y tramitada bajo amenaza y represión por elementos de la Seguridad del Estado y de la directiva del centro, por ejercer mi derecho de libertad de expresión y de pensamiento”, denunció García Rodríguez, que estudia el quinto año de la carrera de Medicina.

El pasado 9 de mayo el enfermero había sido citado por agentes del régimen y por el subdirector del hospital, el doctor Erasmo Gómez. En ese encuentro se le notificó del seguimiento que se hacía de su cuenta de Facebook. Donde suele manifestar su “descontento e inconformidad con los males, las injusticias, el atropello, el abuso, al que someten al pueblo cubano, especialmente a los que piensan diferente”.

Las publicaciones de García Rodríguez fueron calificadas de “contrarrevolución” por el subdirector del centro hospitalario. Quien exigió al joven que publicara contenidos a favor del régimen.

“Lo que yo publico no es ninguna mentira. (…) Voy a borrar mis publicaciones cuando me muestren una sola prueba de que en ellas hay difamación o engaño”. Así se expresó el enfermero, quien, dijo, seguirá denunciando las injusticias que ocurren en Cuba.

“Todas las injusticias no vienen de afuera, en Cuba se cometen injusticias (…) Dejaron a un enfermero en la calle. Eso es un acto de cobardía”, destacó García Rodríguez.

En los últimos meses, como parte de la aplicación del Decreto-Ley 370, el régimen cubano ha aumentado el control sobre las publicaciones en redes sociales. Lo que ha derivado en multas y advertencias contra activistas, periodistas independientes y otros miembros de la sociedad civil de la Isla.

La implementación de la normativa también se ha hecho extensiva a trabajadores estatales como Jorge Félix Vázquez Acosta. Empleado del hotel Grand Packard que fue expulsado de su puesto laboral por expresarse contra el “sistema socialista y de la Reforma Constitucional” en Cuba.

close

Si te ha gustado esta página

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

La Gran Prision

Échale un vistazo a mis libros en Amazon sin necesidad de comprarlos y conoce la realidad de Cuba en profundidad.

Deja una respuesta