En este momento estás viendo La vacuna del Coronavirus modificará el ADN de la población mundial.

La vacuna del Coronavirus modificará el ADN de la población mundial.

vacuna del coronavirus

La nueva generación de vacuna del coronavirus genética inyectará genes sintéticos, moléculas de ADN artificiales que modificarán la estructura del ADN de nuestros cuerpos, con las consecuencias imprevisibles a largo plazo que ello conlleva.

La nueva generación de vacuna del coronavirus genética ya está lista y preparada para ser inoculada en la población mundial. La vacuna clásica consistía en inyectar una porción debilitada de un virus en una persona, para estimular así su sistema inmune. Sin embargo, esto ha cambiado radicalmente: La empresa de ingeniería genética Greffex, financiada por el departamento de salud de los Estados Unidos, ya tiene lista su vacuna del coronavirus genética experimental. Reconocen que para ello no han utilizado ninguna porción del mediático coronavirus. Han creado un “compuesto artificial” que se añadirá al ADN del huésped y que así, según ellos, logrará la inmunidad contra el coronavirus de Wuhan.

Modificación directa del ADN del paciente.

vacuna del coronavirus

No deja de ser curioso como la primera empresa de ingeniería genética que anuncia la vacuna del coronavirus haya recibido justo tres meses antes del estallido del virus mortal una millonaria subvención del gobierno estadounidense para el desarrollo de su programa de vacunas genéticas contra “amenazas bioterroristas”.

¿Es la mediática “amenaza del coronavirus” global, un caballo de Troya para que la población acepte voluntariamente la modificación genética de sus cuerpos con este tipo de vacunas de última generación (vacunas que ni siquiera en su labor terapéutica utilizan el virus del cual dicen inmunizar)?. ¿Qué tipo de ADN sintético tratan de introducir en nuestro organismo y para qué fines?. ¿Tratan de ponernos fecha de caducidad como a los yogures?.

Los expertos son unánimes. La modificación del ser humano mediante las vacuna del coronavirus genéticas tiene consecuencias imprevisibles no estudiadas ni a medio ni a largo plazo. Simplemente se está desarrollando todo un campo genético de aplicación para toda la humanidad cuyas consecuencias solo son previsibles para la Élite que maneja a todas las instituciones de salud globales y nacionales. Una auténtica ruleta genética para todos, esa es la verdad y el coronavirus “de Troya” puede ser la excusa para empezar una modificación a gran escala del ADN de los seres humanos, para ser así mucho más predecibles y manejables por la élite en el poder.

Un investigador de Harvard ha sido detenido por trabajar en secreto para China.

¿A qué se dedicaba este científico, cuál era su especialidad y qué relación tiene esto con el coronavirus?. Lo vamos a dilucidar seguidamente.

vacuna del coronavirus

El presidente del departamento de Química de la Universidad de Harvard, el reputado profesor Charles Lieber, ha sido detenido por mentir sobre su implicación y sus negocios con un programa de investigación del Gobierno chino mientras recibía fondos federales estadounidenses para sus estudios. La detención se encuadra dentro de la ofensiva estadounidense para desmontar el reclutamiento agresivo de científicos que practica Pekín en las universidades norteamericanas.

En los últimos meses, fiscales del país han presentado una serie de casos en los que universidades y laboratorios de EE UU no revelan la financiación que reciben de Pekín o incluso roban información de alta relevancia científica para desarrollarla en China.

Lieber se convirtió en un “científico estratégico” para la Universidad tecnológica de Wuhan

Lieber, líder en el campo de la electrónica a escala nanométrica, ha estado unido a Harvard desde 1991 y en 2017 se le otorgó un cargo doctoral que tan solo otros 26 profesores ostentan. El científico no ocultó su trabajo con contrapartes chinas y se unió en 2013 a cinco expertos chinos para fundar un laboratorio conjunto en la Universidad de Tecnología de Wuhan. Sin embargo, según ha informado la acusación federal, Lieber mintió al Departamento de Defensa de EE UU sobre su participación en el programa chino controlado por el Gobierno conocido como Thousand Talents Program, cuyo objetivo es reclutar talentos en países extranjeros.

Según los documentos de la acusación que cita el diario The New York Times, Lieber recibía cada mes hasta 50.000 dólares como salario y 150.000 al año en calidad de gastos por parte de la Universidad de Wuhan. También recibió un millón y medio de dólares de la universidad china antes mencionada y del Gobierno de Pekín para construir un laboratorio en Wuhan.

La Nanociencia modifica, da órdenes y controla nuestro ADN mediante los virus.

Lieber ha realizado trabajo pionero en la nanociencia y ayudado a crear diminutos cables que tienen un diámetro miles de veces más pequeño que un cabello humano. El profesor ha hecho avances revolucionarios en la frontera entre la nanoelectrónica y la medicina, incluido el desarrollo de un poderoso sensor bio-nanoelectrónico capaz de detectar enfermedades al nivel de una simple partícula de virus infeccioso.

El coronavirus COVID-19 pudo haber sido diseñado como arma biológica

vacuna del coronavirus

Francis Boyle, quien cuenta con una licenciatura de la universidad de Chicago, un título en leyes (abogado) de Harvard y un Ph. D. en ciencias políticas, comparte su teoría sobre el origen de este nuevo coronavirus.

Durante décadas, se ha opuesto al desarrollo y uso de armas biológicas, y ahora sospecha que el COVID-19 podría estar relacionado.

Como resultado de la labor contra la guerra biológica de Boyle, que se remonta a los primeros días de la administración Reagan, una época en la que utilizaban ingeniería genética del ADN para fabricar armas biológicas, Boyle ha monitoreado de forma cuidadosa “los brotes misteriosos de enfermedades tanto en humanos como animales de todo el mundo” que han aparecido desde entonces.

“Mi ley antiterrorista de armas biológicas no solo fue diseñada específicamente para lidiar con armas biológicas regulares sino también con ingeniería genética del ADN para armas biológicas que empezaban a aparecer, cuando se realizó la BWC.

A pesar de que la BWC (por sus siglas en inglés: Biological Weapons Convention) cubriría el tema de la ingeniería genética del ADN, quería dejar claro que lo hacía. Asimismo, dejé claro que incluía a la biología sintética”, indicó Boyle.

“Entonces, cuando aparecen estas enfermedades misteriosas e inexplicables, las monitoreo por cierto tiempo, y casi siempre llego a la conclusión de que pueden explicarse por razones normales, como la falta de saneamiento, pobreza y cuestiones naturales. Pero, me pareció muy sospechoso el caso de Wuhan. Ahí, se localiza una instalación con nivel 4 de bioseguridad. Es la primera en China, y se creó específicamente para tratar el SARS y coronavirus. Básicamente, el SARS es una versión de coronavirus diseñado como arma biológica.

Antes, ya se habían producido filtraciones de SARS de esta instalación, y según mi experiencia, la única razón de la existencia de estas instalaciones NBS-4, es la investigación, desarrollo, análisis y almacenamiento de armas biológicas ofensivas. Por tal razón, expresé mi punto de vista, de que este coronavirus de Wuhan se había filtrado de esa instalación NBS-4… tal vez a mediados de noviembre y que, desde entonces, el gobierno chino había mentido y ocultado información relacionada”.

El Coronavirus robado de un laboratorio de alta seguridad en Winnipeg, Canadá

Cuando se le cuestionó sobre los rumores de que el virus COVID-19 podría haber sido robado de un laboratorio de alta seguridad en Winnipeg, Canadá, Boyle indicó:

“Eso también podría ser una posibilidad. Pero, quiero dejar claro que, en las instalaciones NBS-4 de Wuhan ya trabajan en esto. Diseñaban un arma biológica que incluía el SARS, que, de inicio, es un coronavirus.

Sabemos que el Dr. Yoshihiro Kawaoka de la Universidad de Wisconsin… resucitó el virus de la gripe española para el Pentágono, y es obvio que fue con el propósito de utilizarlo en armas biológicas, y que se especializa en acoplar el virus de la gripe española con todo tipo de instrumentos terribles con fines de guerra biológica. Y existe un registro de que envía sus productos a Winnipeg.

Winnipeg es el equivalente del Fort Detrick de los Estados Unidos, pero en Canadá. Es una instalación NBS-4, donde investigan, desarrollan pruebas, fabrican y almacenan todo tipo de terribles armas biológicas conocidas.

Entonces, es posible que parte de esta tecnología haya sido robada de Winnipeg. Desconozco la situación, pero como ya comenté, en la instalación NBS-4 de Wuhan ya trabajaban en esto.

Ya habían desarrollado el SARS.

Antes de que ocurriera esta situación, el SARS ya se había filtrado dos o tres veces, y parece que estaban acelerando la potencia del mismo, que es lo que parece manifestar el COVID-19. Esta es una nueva generación de armas biológicas que no habíamos observado antes.

Y según indicó el Lancet, su letalidad ha aumentado del 15 % al 17 %, y de ahí, al 18 %, con base en las estimaciones de un funcionario de salud británico e incluso de las estadísticas chinas. Por lo tanto, tiene una infectividad del 83 %. Eso significa que puede infectar a alrededor de tres o cuatro personas por cada persona infectada.

Ha mejorado su capacidad, así que puede transportarse por el aire al menos 6 o 7 pies, y … hay informes de que incluso podría propagarse por medio de heces humanas contaminadas, y que talvez puedan transmitirlo a 6 o 7 pies de distancia. Entonces, nunca antes habíamos enfrentado algó así en la historia de la guerra biológica, al menos, eso es lo que indican los registros públicos.

En este momento, me apego a mis conclusiones de que el virus pudo haberse filtrado de las instalaciones NBS-4 de Wuhan, que tienen el nivel más alto de seguridad conocido por el gobierno chino, que lo ha encubierto desde el primer momento, hasta que lo informó a finales de diciembre pasado a la OMS”.

Muchos experimentos de guerra biológica están en curso a pesar de las leyes existentes

Como señaló Boyle, las instalaciones en Wuhan consisten en un laboratorio de investigación designado por la OMS, lo que puede parecer extraño, si consideramos que este se especializa en desarrollar e investigar patógenos peligrosos que pueden convertirse en armas biológicas con gran facilidad.

No obstante, según Boyle, no debería sorprendernos, ya que “durante mucho tiempo, la OMS ha estado involucrada en este tipo de investigaciones”. Al parecer, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades y la industria farmacéutica de los Estados Unidos, también han intervenido en muchos de los brotes que parecen estar relacionados con virus diseñados como arma biológica.

“No es necesario que repasemos la larga historia de importantes farmacéuticas involucradas en el tema. Ya que hay grandes beneficios económicos de por medio.

La pandemia del ébola en África y las armas biológicas en la Guerra del Golfo.

Considero que la pandemia del ébola en África occidental se originó en las instalaciones de NBS-4 de los Estados Unidos, localizada en Sierra Leona, y es posible que estuvieran haciendo pruebas sobre una vacuna que contenía virus de ébola vivo, y se la hayan suministrado a esas pobres personas”, indicó Boyle.

“En cuanto a los CDC,(son las siglas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, una agencia de su Departamento de Salud y Servicios Humanos, cuyo objetivo es la prevención y control de las enfermedades y de la salud ambiental) han estado involucrados en todos los estudios científicos mortíferos sobre armas biológicas NBS-4 que pueda imaginar… Según los registros públicos, durante la administración de Reagan, los CDC y American Type Culture Collection realizaron 40 envíos de agentes de guerra biológica de alto nivel a Saddam Hussein en Irak, con la esperanza de que los convirtiera en arma y utilizara contra Irán …

El problema es que cuando la guerra terminó … las fuerzas militares de los Estados Unidos recibieron la orden de hacer explotar las instalaciones de armas biológicas de Saddam Hussein, pero esa no es la forma de lidiar con este tipo de armas …

Y estas contaminaron el ejército de los Estados Unidos, que fue el agente causal detrás del Síndrome de la Guerra del Golfo que … acabo con la vida de alrededor de 11 000 soldados e incapacitó a aproximadamente 100 000 soldados de los Estados Unidos”.

Según señala Boyle, el gobierno de los Estados Unidos ha invertido la impresionante cantidad de 100 000 millones de dólares, desde el 11 de septiembre de 2011 hasta octubre de 2015, en programas de armas biológicas. Desde otro punto de vista, los Estados Unidos ha gastado 40 000 millones de dólares (suponiendo que el valor del dólar sea constante) en el Proyecto Manhattan, que desarrolló la bomba atómica.

Asimismo, Boyle estima que los Estados Unidos cuentan con alrededor de 13 000 científicos de ciencias de la vida, quienes trabajan en la industria de armas biológicas.

“Es evidente que la administración Reagan, bajo la influencia de neoconservadores que creían totalmente en el uso de armas biológicas, así como armas biológicas diseñadas para grupos raciales se dedicó a la aplicación de ingeniería genética del ADN con el propósito de crear armas biológicas.

La Gripe Aviar otro virus utilizado como arma biológica.

El entonces presidente George Bush Jr. estimó que morirían 2 millones de habitantes de los Estados Unidos por gripe aviar; y en el mejor de los casos solo morirían 200 000 personas. De hecho, esta pandemia tuvo un recuento final de cero muertes en los Estados Unidos.

Sin embargo, generó ganancias económicas masivas en el país, ya que los contribuyentes compraron 20 millones de dosis de Tamiflu. Una de las personas que obtuvo grandes beneficios monetarios por este engaño fue el secretario de defensa, Donald Rumsfeld, quien era presidente de Gilead Sciences, cuando se creó el medicamento.

“[La gripe aviar] fue otra arma biológica, que involucró ingeniería genética del ADN”, señala Boyle. “Este virus era una quimera. Constaba de tres elementos diferentes y tuvimos la suerte de que, de alguna manera, estos pudieran atenuar su letalidad y capacidad de infectividad”.

Aún no se sabe si el COVID-19 tendrá la misma eficacia en su propagación y letalidad. Con base en las estadísticas de China, “la situación luce desesperanzadora”, indica Boyle.

Nuevos datos sobre el COVID-19

Según señala Boyle, el virus COVID-19 incluye al SARS, un coronavirus que fue diseñado como arma biológica, junto con material genético del VIH.

“Un artículo publicado por científicos indios lo indica. Aquí, hubiera tenido acceso a las imágenes, de no ser porque hubo presión política para eliminar el artículo del periódico”.

Es por eso que, ahora algunos científicos examinan el uso de medicamentos contra el VIH para tratarlo, indica Boyle. El COVID-19 también podría estar combinado con un virus de la gripe, junto con una mejor capacidad para propagarse a una distancia mayor de lo normal.

Las pandemias se utilizan reiteradamente para promover un estado de control.

También, se han utilizado para restringir la libertad de la población. Por ejemplo, el miedo causado por el ántrax de 2001 se utilizó para impulsar la firma de la Ley Patriótica, que fue el primer paso para eliminar muchas de las libertades individuales e instaurar un estado de vigilancia total. Me parece que tales resultados son mucho más preocupantes que el riesgo de contraer la infección. Boyle añade que:

“Si bien, es correcto que recurrieron al Amerithrax para introducir la Ley Patriótica a la fuerza… los Estados Unidos ha instaurado un estado de control… Y como señalé en ‘Biowarfare and Terrorism’, me parece que las mismas personas involucradas en el ataque terrorista del 11 de septiembre también podrían estar detrás del Amerithrax, pero solo estoy suponiendo…

Lo que se denomina como Amerithrax surgió de un laboratorio y programa de armas biológicas del gobierno de los Estados Unidos, y lo expuse públicamente el primer fin de semana de noviembre de 2001.

Como señaló Boyle, el libro 1984 de George Orwell se ha vuelto realidad. Boyle ha dado conferencias a abogados en la Facultad de Derecho DePaul, en Chicago, sobre la naturaleza tiránica de la Ley Patriótica.

“Snowden ha acertado al señalar que el gobierno federal espía todo lo que decimos, nuestras comunicaciones electrónicas, absolutamente todo”, indica Boyle.

“Y de nuevo, la prueba es que me han excluido de los medios de comunicación de los Estados Unidos por completo. De hecho, si regresamos un poco y analizamos los ataques de Amerithrax, también afectan a los principales medios de comunicación de los Estados Unidos, lo que deja claro que si hablaban sobre este problema también los destruiría”.

Las armas biológicas se desarrollan con un objetivo.

Como señaló Boyle, el gobierno de los Estados Unidos tiene una gran reserva de Amerithrax, un ántrax creado con nanotecnología con el grado de superarma y 1 billón de esporas por gramo, y eso solo es la punta del iceberg de las armas biológicas existentes. Lo que, es más, Boyle tiene la certeza que, estas armas se utilizarán eventualmente, como ya ha sucedido antes. Y explicó lo siguiente:

“El otoño pasado, realizaron un simulacro en la Universidad John Hopkins sobre el coronavirus. Este tipo de ejercicios, son un eufemismo para un juego de guerra. Las estimaciones indicaron que acabaría con la vida de 65 millones de personas…

John Hopkins está muy involucrado con este trabajo sucio de guerra biológica estilo nazi. Cuentan con una instalación NBS-3… que anuncian con orgullo en su sitio web… y que justifican al decir que desarrollan vacunas. Y eso está bien… pero ¿cómo lo hacen?

Recorren el mundo, lo cual está en los registros públicos, y buscan cualquier tipo de enfermedad, hongo, virus o bacteria terrible que pueda imaginar. Luego, lo llevan a laboratorios NBS-4 y desarrollan algún agente biológico ofensivo por medio de ingeniería genética del ADN y biología sintética… establecido por el Pentágono bajo el auspicio de DARPA…

El negocio de los laboratorios.

Una vez que tienen este agente ofensivo, proceden a desarrollar una vacuna, porque el agente no es útil a menos que puedan crear una vacuna para proteger a su propia población.

Entonces, desarrollan vacunas para tener armas biológicas, por lo que constan de dos elementos: en primer lugar, el agente de guerra biológica ofensivo, y en segundo lugar, con una vacuna para proteger a su propia población, y eso es lo que hacen en todas estas instalaciones NBS-4, y también, en muchas de las NBS-3.

John Hopkins tiene una instalación NBS-3 y admiten su doble propósito. Así que, en eso consiste su doble propósito. Primero, desarrollan el agente de guerra biológica ofensivo y, luego, crean la supuesta vacuna”.

De hecho, la Universidad Johns Hopkins es el mayor receptor de becas de investigación de agencias federales, incluyendo a los Institutos Nacionales de Salud, el Departamento de Defensa y la Fundación Nacional de Ciencias. Asimismo, ha recibido millones de dólares en becas de investigación de la Fundación Gates.

En 2016, Johns Hopkins invirtió más de 2000 millones de dólares en proyectos de investigación, convirtiéndose en el líder de todas las universidades de los Estados Unidos en inversión sobre investigación por 38 °. año consecutivo.

close

Si te ha gustado esta página

Regístrate para recibir contenido genial en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

La Gran Prision

Échale un vistazo a mis libros en Amazon sin necesidad de comprarlos y conoce la realidad de Cuba en profundidad.

Deja una respuesta